16 remedios naturales para cuidar nuestra salud en invierno

Con la bajada de las temperaturas que comienza en otoño y se extiende a lo largo de todo el invierno es normal que nuestra salud se vea resentida. El cuerpo sufre muchos cambios hormonales con el paso de las estaciones, y las variaciones climáticas tampoco son de ayuda. Por eso te vendrá bien conocer estos […]
World Health Design

Con la bajada de las temperaturas que comienza en otoño y se extiende a lo largo de todo el invierno es normal que nuestra salud se vea resentida. El cuerpo sufre muchos cambios hormonales con el paso de las estaciones, y las variaciones climáticas tampoco son de ayuda. Por eso te vendrá bien conocer estos 10 remedios naturales para cuidar nuestra salud en invierno.

Remedios de todo tipo para pasar mejor los meses de frío. Así lograrás que las enfermedades pasen prácticamente de puntillas y ni recuerdes lo que es un catarro o una gripe.

Aún estamos disfrutando del verano y contamos con altas temperaturas. Pero antes de que te des cuenta el clima habrá cambiado, las noches serán más largas y empezarás a utilizar ropa de abrigo. Para que no te pille de improviso es bueno tener bien interiorizados estos remedios naturales para cuidar nuestra salud en invierno y ponerlos siempre en práctica.

10 remedios naturales para cuidar nuestra salud en invierno

Cuidar de la salud en verano también es importante. Los golpes de calor pueden afectar a todo tipo de personas, igual que la deshidratación. La piel se reseca mucho y el abuso de los baños de sol no ayuda.

Sin embargo, a pesar de todo eso es mucho más importante protegernos en invierno. Las bajas temperaturas y la humedad ayudan a que las enfermedades se propaguen y sea fácil contagiarse de algunos virus. Permanece atento a estos 10 remedios naturales para cuidar nuestra salud en invierno. 

La higiene es lo primero

Este es un punto muy importante si se quiere cuidar de la salud en invierno. En esta época vas a estar llevando muchas capas de ropa. Nos abrigamos mucho, y a veces la ropa no transpira bien. Por eso es necesario tener buenos hábitos de higiene. Tan importante es el lavarse bien como el posterior secado. Si te vistes cuando aún hay humedad puedes favorecer la aparición de hongos e incluso de algunas enfermedades.

La higiene no se refiere sólo a la ducha. Hay que cuidar del pelo, de las uñas, de la piel. Con todo bien limpio y aseado será más difícil que los virus nos alcancen.

Ginseng y jalea real

Se trata de dos productos que aportan muchas vitaminas y propiedades buenas para combatir el frío. Se pueden tomar en suplementos, o en infusiones. Incluso podrás incluirlos en tus recetas del día a día.

Lo mejor es que acudas a una herboristería y preguntes allí, te asesorarán con todo lo que debes saber al respecto.

Vitamina C en todo momento

La vitamina C es muy buena para combatir las gripes y los resfriados. Puedes consumirla en zumos, en fruta directamente o haciendo recetas. Las frutas que más aporte de vitamina C te van a dar son los cítricos y los kiwis. También hay multitud de verduras que pueden ayudarte con esta tarea.

No olvides aumentar tu ingesta de este tipo de frutas en invierno. Poco a poco irás percibiendo sus beneficios y te darás cuenta de todo el bien que te producen.

Menta para la garganta

Las infusiones de menta, los caramelos e incluso las pastillas de menta son un indispensable del invierno. Te ayudan a aclarar la garganta y a aliviar los picores. Pero además cuenta con propiedades que hacen que esté mucho más fuerte y resista mejor los envites de las bajas temperaturas.

Mascarillas naturales para cuidad la piel del rostro

La piel del rostro se ve realmente afectada cuando llega el frío invierno. Es fácil que la cara se corte, se deshidrate y que además se vea mucho más apagada durante el invierno, así que para protegerla y también para darle un extra de hidratación, es aconsejable recurrir a mascarillas naturales como por ejemplo mezclar una cucharada de miel y una cucharada de jugo de limón fresco recién exprimido para una acción emoliente, astringente y antioxidante; por otro lado la pulpa de un pepino mezclado con unas hojas de menta y un par de cucharadas de harina blanca o avena ayudan a nutrir y purificar la piel en profundidad; también el yogur y el aceite de oliva en lugar hacen que la piel suave y lisa. Cuando apliques la máscara en tu cara, debes dejarla actuar durante al menos 5-10 minutos antes de lavarla con agua tibia. Idealmente, se tiene que mantener mientras disfrutas de un buen baño tibio.

Cera de abejas para tratar los labios

Cuando hablamos de piel facial, no debemos olvidar los labios, que también son muy sensibles y cuando están expuestos al frío, tienden a agrietarse más fácilmente durante el invierno. En estos casos, lo primero que debes hacer es evitar lamer tus labios, ya que la saliva, una vez seca, los haría aún más secos, lo que empeoraría la situación.

Advertisement

Entre los mejores remedios naturales para proteger los labios del frío, se puede usar cera de abejas: en una cacerola, derrite 2 cucharadas de cera de abejas a fuego lento, luego mezcla 1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra; cuando la mezcla alcance una buena cremosidad, tienes que echar en un frasco limpio; déjalo enfriar para que se solidifique; aplica la mezcla en los labios cuando sientas la necesidad de obtener un efecto calmante y emoliente. Alternativamente, puedes elegir también un bálsamo labial hidratante específico, que se utilizará al menos durante el día para proteger la piel del frío. Para eliminar la piel seca que se acumula en los labios, exfolia suavemente con un cepillo de dientes; No quites la piel ni te rasques con las uñas, ya que esto causará más daño y retrasará la curación.

Aprovecha la luz del sol

Parece que en invierno todas las actividades se deben realizar bajo techo. ¡Nada más lejos de la realidad! El sol en invierno no luce tanto tiempo como en verano, pero sigue siendo muy bueno para nosotros.

Dar paseos en horas en las que todavía brille el sol te ayudará con muchos aspectos de tu vida. Levanta el ánimo, es bueno para la piel, para el pelo y sobre todo para sentirte mejor.

La comida a su temperatura justa

En invierno tendemos a calentar mucho la comida. Parece que cuanto más caliente esté mejor nos va a sentar. Pero no hay que pecar de esto ni de lo contrario.

La comida demasiado caliente puede afectarte al estómago y provocar enfermedades gástricas. Además también te afectará a la garganta y a la boca. Ten cuidado y sé paciente para comer cuando esté en su punto.

Advertisement

Superalimentos

En este artículo hemos hablado muchas veces de los superalimentos. Muchos de ellos cuentan con propiedades específicas para combatir diferentes problemas causados por el frío y la humedad. Adaptar tus recetas para incluirlos hará que tu dieta sea mucho más rica y te encuentres mejor.

No dudes en buscar qué superalimentos puedes incluir en tu día a día en este blog. Encontrarás muchas ideas y recetas que te ayudarán a combatir el frío.

Descansa cada día lo necesario

Puede parecer obvio pero este es un fantástico remedio para cuidar nuestra salud en invierno. Dedicar tiempo a que nuestro cuerpo y nuestra menten descansen te ayudará a enfrentarte a los retos propios del invierno.

No abandones el ejercicio

Parece que el deporte es sólo para el verano o el buen tiempo, pero no es cierto. En invierno puedes acudir a piscina climatizadas, gimnasios, clases indoor y mucho más. No abandones tu cuerpo porque haya llegado el frío y sigue practicando deporte.

Advertisement

Con un par de días a la semana en los que te pongas el chandal y las zapatillas empezarás a sentirte mucho mejor. Busca lo que se adecue mejor a ti y a tus gustos pero, insistimos, no abandones el ejercicio.

Hidratación dentro y fuera

En verano estamos más concienciados de beber agua, pero la hidratación es muy importante todo el año. Además hay que hidratarse por dentro y por fuera.

Procura que la piel esté preparada para las bajas temperaturas y cuídala todo lo que puedas. Por otro lado, bebe agua e infusiones para que tu cuerpo tenga toda la hidratación que necesita.

Con todos estos remedios y buenos hábitos verás que superar el invierno sin que este afecte a nuestra salud es posible.

Remedios para tratar la gripe

A todo lo mencionado, te queremos hablar de algunos remedios caseros o naturales que de forma específica te van a servir en el caso de que por culpa del frío acabes con un resfriado, o mucho peor, sufriendo una gripe. Son estos:

Advertisement
  • Jugo de naranja. Anteriormente ya te hemos recomendado que tomes mucha vitamina C durante los meses de frío. Por ello, este jugo para el desayuno todos los días mantendrá tus defensas altas y reducirá el riesgo de resfriado o gripe. Este es además un remedio que de hecho te será útil durante todo el año y no solo durante el periodo invernal.
  • Eucalipto Una infusión de eucalipto ayudará a aliviar la tos porque tiene propiedades antisépticas y balsámicas y ayuda con los problemas bronquiales.
  • Sirope de limón con miel. Cocina durante una hora y media, dos vasos de jugo de limón con siete cucharadas de miel. Una vez hecha esta infusión tan solo tienes que dejar de enfriar y tomar dos cucharadas cada hora el primer día. A partir del segundo día, toma una cucharada cada tres horas.
  • Plato de sopa caliente. Tómate un plato de sopa caliente al día mientras tengas gripe. Ayudará a aliviar los síntomas, ya que tiene propiedades antisépticas y antiinflamatorias en la garganta.

Remedios para el cuidado de las manos

En invierno, las manos sufren también mucho las consecuencias. A menudo aparecen agrietadas y, sobre todo se vuelven ásperas y la piel tiende a partirse. Por lo tanto, es bueno lavarse las manos con jabones delicados y secarlas siempre muy bien.

Cuando tengas que salir a la calle, usa guantes para mantener las manos calientes y, durante las tareas domésticas, será bueno que uses guantes de goma para evitar mantenerlas demasiado cerca del agua. Con respecto a las cremas, es mejor que apuestes por cremas emolientes a base de aguacate, karité o germen de trigo.

Remedios para el cuidado de las piernas

También podemos encontrar varios remedios que nos van a servir para cuidar la piel de las piernas durante el invierno ya que aunque solemos llevarlas tapadas con el uso de pantalones o medias gruesas, la piel en esta zona se suele agrietar y sobre todo se reseca muchísimo debido al contraste entre el agua caliente de la ducha y la baja temperatura en el ambiente.

Por ello, es importante utilizar mantequillas hidratantes, una de las más recomendadas es la de karité pero sobre todo si la compras puro. Tiene un efecto hidratante, nutritivo y calmante que hace que sea un remedio adecuado también para pieles sensibles e inflamadas.

También podemos hacer una crema casera para la piel de las piernas mezclando un poco de miel y un poco de aceite de oliva, que debes aplicar en una cantidad pequeña. También podemos ayudar con leche hidratante mezclada con un poco de aloe vera. Además, será bueno que utilices sobre todo pantalones de lana o medias como leotardos mucho más que usar pantalones de tejidos que sean muy ligeros como el algodón.  Además, durante la rutina diaria del cuidado de la piel puedes intentar usar café molido como un exfoliante delicado que reactiva la circulación y de  nuevo, mucha manteca de karité.

Advertisement

Remedios para el cuidado del cabello

Por último os queremos hablar del cabello y en especial de cómo se puede debilitar hasta el punto de caerse durante el periodo de invierno. En este sentido será bueno, que te esfuerces en aumentar el consumo de vitaminas y nutrientes en tu dieta diaria, pero puedes también recurrir a remedios caseros como los que ahora te mencionamos:

  • Zanahoria y Leche de Coco. Prepara jugo de zanahoria con leche de coco y limpia tu cabello con él. Esto ayudará a que el cabello se vuelva más saludable y fuerte.
  • Aloe vera (aloe). Retira la pulpa de la hoja y disuelve en un recipiente con agua. Aplica el líquido en tu cabello, realiza un masaje y déjalo reposar durante 10 minutos. Finalmente, tan solo tienes que lavar con agua tibia.
  • Remolacha. Para aplicar este remedio tan solo tienes que hervir unos trozos de remolacha durante 10 minutos. Déjalo enfriar y aplica el líquido sobre el cuero cabelludo masajeando 2-3 veces a la semana.

Sigue preparándote para la bajada de temperaturas con los siguientes tips y consejos:

16 remedios naturales para cuidar nuestra salud en invierno
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar