Escrito por

¿Que es la Bardana? Propiedades, beneficios y contraindicaciones

Todo el mundo habla, últimamente, de la Bardana. También de Rosalía. Pero no es la cantante barcelonesa quien nos ocupa hoy. Te vamos a contar qué es la Bardana: propiedades, beneficios y contraindicaciones. Tra, tra.

¿Qué es la Bardana?

Empezaremos por explicar qué es la Bardana. Y lo cierto es que la Bardana es una planta herbácea bienal muy valorada en fitoterapia. También conocida como lampazo, es una planta de gran tamaño, que llega a superar el metro y medio de altura con facilidad. Sus hojas basales también son de gran tamaño y potencia, con forma de corazón y hojas más pequeñas. Sus flores son rosas o moradas. De ahí que sea una planta más que reconocible.

Ahora, más que su presencia, llama la atención por sus propiedades desintoxicantes y antibacterianas. De hecho, la Bardana ha sido utilizada como elemento medicinal desde hace siglos. Se han encontrado menciones a esta planta medicinal ya desde el siglo I, en la Antigua Grecia. Ya por aquel entonces, conocían sus beneficios para la piel y para aliviar los dolores. Con el paso del tiempo, se han potenciado estas propiedades curativas.

Una vez sabemos qué es la Bardana, conviene saber dónde encontrarla. Tampoco está de más saber que su nombre científico es Arctium lappa y que es una planta que dura dos años. Su floración comienza en el mes de julio y suele crecer en suelos removidos. Básicamente, riberas, cunetas, zonas habitadas o barrancos. La Bardana es muy fácil de encontrar en Europa, aunque en España solo aparece en la zona de los Pirineos.

Sí es más abundante en España la conocida como Bardana menor, o Arctium minus.

Propiedades de la Bardana

Las propiedades de la Bardana, básicamente, están radicadas en su raíz. Ahí es donde esta planta acumula su potencial medicinal. Lo curioso es que su cosecha llega meses antes de producirse la floración, en primavera. En ese momento, el tallo está a punto de desarrollarse y las propiedades de la Bardana están al máximo. Dejarla florecer, supondría un perder gran parte de sus principios activos, por el envejecimiento de la planta.

Además, cuanto más se tarde en arrancar, más costará, pues la raíz estará más profunda. Eso sí, una vez la tenemos, hay que limpiarlas muy bien, hacerlas trizas y dejar secar en una zona sin humedad. Para su conservación, se mantienen en tiras o en polvo. Ahí es cuando ya pueden usarse y donde se saca todo el partido a las propiedades de la Bardana

  • Inulina – Se estima que el 50% del peso de la Bardana se debe a la inulina. Hablamos de un polisacárido natural repleto de cadensa moleculares de fructosa.
  • Sales Minerales – Tiene hierro y calcio, aunque el más presente es el potasio, cuyas propiedades depurativas son reconocidas
  • Lactonas sesquiterpénicas
  • Taninos – Sus propiedades astringentes son tremendas
  • Poliínos y Polienos – Estos compuestos orgánicos tienen una interesante capacidad antimicrobiana
  • Poliacetilenos naturales – Son hidrocarburos con beneficios antibacterianos, desinfectantes y antimicrobianos
  • Ácidos fenólicos – Entre otros, la Bardana contiene ácido cafeico, clorogénico y arcitiína
  • Aceite esencial – En una cantidad mínima pero algo contiene
  • Fitoesteroles vegetales – Su beneficio viene dado por su capacidad para absorber el colesterol animal
  • Vitamina B y C

Beneficios de la Bardana

Tiempo ahora para los beneficios de la Bardana. Esta planta es una de las grandes aventajadas de la salud naturista. De hecho, es un ingrediente habitual en numerosos elementos de herbolario.

Entre los beneficios de la Bardana, estos son los más reseñables:

  • Infecciones de orina – La Bardana es una gran aliada contra enfermedades como la cistitis, prostatitis, nefritis, ureteritis o inflamación del riñón. Y es que ayuda a orinar al enfermo, limitando la aparición o expansión de más focos de infección.
  • Piel – Ideal para mejorar la salud de la piel. Sus propiedades depurativas son de gran ayuda para evitar todo tipo de impurezas en la piel. Se suele usar en enfermedades de la piel tan dispares como el acné juvenil, abscesos, eccemas, dermatitis o urticarias. En el caso de la psoriasis, no la cura, pero sí que sirve de apoyo para controlar la picazón
  • Hambre – La Bardana es un elemento que abre el apetito de quien la toma.
  • Bilis – Incrementa la producción de bilis que, en algunos casos, puede derivar en alteraciones hepatobiliares leves, indigestiones o empachos.
  • Piedras en el riñón – Por un lado, previene de la aparición de piedras en el riñón. Ahora, si ya están en el riñón, la Bardana ayuda a expulsarlas de forma natural, con la orina.
  • Retención de líquidos – La Bardana limita, sobremanera, la retención de líquidos
  • Hipertensión arterial – Al ser un diurético natural, que te aporta gran parte de potasio, supone una opción interesante a los medicamentos antihipertensivos.
  • Infecciones por hongos – La Bardana tiene propiedades antifúngicas y antibacterianas, por lo que se suele aplicar en infecciones por hongos tales como el pie de atleta, la cándida o la pitiriasis versicolor.
  • Diabetes Mellitus – Es un complemento interesante a otros tratamiento de esta enfermedad. Y es que la Bardana multiplica las capacidades de plantas como la gymnema o la galega.
  • Picaduras – Sobre todo en verano, es muy buen tratamiento para las picaduras de insectos. También es una gran defensa contra forúnculos, llagas, heridas o úlceras en la piel

Contraindicaciones de la Bardana

Por últimos, conviene conocer las contraindicaciones de la Bardana. Y es que, a pesar de ser una planta altamente aconsejable, tiene elementos a tener en cuenta antes de ser tomada. Estas son las contraindicaciones de la Bardana.

  • Hipertensión – Si eres hipertenso o tienes alguna afección cardíaca, conviene que hables con tu especialista antes de tomar Bardana. El motivo es que puede ocasionar descompensaciones
  • Embarazo – Se desaconseja su consumo en mujeres embarazadas o lactantes, por contar con taninos entre sus propiedades
  • Medicamentos cardiotónicos – Al tener gran aporte de potasio, la Bardana puede multiplicar el efecto de medicinas cardiotónicas, lo cual puede llegar a ser peligroso.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos