¿Que enfermedades puede producir un tatuaje?

Llevar tatuajes parece ser una tendencia que sigue creciendo. La gente ya no se resiste a hacerse solo un tatuaje, sino que vemos brazos, piernas y otras partes del cuerpo, tatuadas al completo y aunque si nos tatuamos en un lugar especializado que cumpla todas las normas sanitarias, no tenemos porque correr ningún riesgo, lo […]

Llevar tatuajes parece ser una tendencia que sigue creciendo. La gente ya no se resiste a hacerse solo un tatuaje, sino que vemos brazos, piernas y otras partes del cuerpo, tatuadas al completo y aunque si nos tatuamos en un lugar especializado que cumpla todas las normas sanitarias, no tenemos porque correr ningún riesgo, lo cierto es que en ocasiones sí que puede que hayan problemas que suelen tener mucha relación con las alergias. Veamos entonces a continuación, ¿Que enfermedades puede producir un tatuaje?.

Que enfermedades puede producir un tatuaje

¿Que enfermedades puede producir un tatuaje?

Aunque como decimos, hacerse un tatuaje y curarlo de forma adecuada, aplicando además una crema adecuada para su cicatrización, no tiene porque significar un riesgo, puede que se den casos de complicaciones, que van desde dolor hasta granulomas, inflamación, reacciones alérgicas e infecciones graves. Además se han producido varios estudios sobre las reacciones que pueden surgir a partir de un tatuaje, pero una alarma aún mayor proviene de un reciente estudio alemán, publicado en la revista Scientific Reports , según el cual los tatuajes podrían estar relacionados con la aparición de algunos tumores. Según el estudio se activó una primera alarma cuando algunos análisis mostraron la   La sospecha es que estas sustancias pueden inducir linfomas y cambios patológicos en el sistema linfático. También hay una serie de reacciones, causadas por el solo hecho de inyectar sustancias en nuestro cuerpo, lo que puede causar alergias, al igual que el polen o el níquel.

Que enfermedades puede producir tatuaje

Tatuajes y cánceres de piel

Los tatuajes consisten en inyectar pigmentos que ingresan al cuerpo a través de la piel. Estos consisten en partículas que, gracias al sistema inmunitario que los bloquea, permanecen donde se inoculan. El problema es que pueden se corre el riesgo de que puedan entrar en circulación y alcanzar estructuras más profundas como los ganglios linfáticos.

Según el estudio antes mencionado, los tatuajes que son muy extensos, como los del estilo maorí, pueden ocultar la aparición de melanomas que si se descubren temprano, se pueden eliminar a tiempo, salvando la vida. Pero si se forma una mancha oscura debajo de un tatuaje, esto puede no hacerlo visible y el riesgo es que el melanoma se descubra demasiado tarde. cuando las metástasis se han propagado en el organismo, con una mayor probabilidad de muerte.

Por esta razón, ya en Alemania se ha comenzado una campaña de concientización, abriendo un laboratorio para todos los que tienen un tatuaje, a fin de realizar controles al menos una vez al año, también usando videodermatoscopia, que permite identificar cada pequeña anomalía del tatuaje y no estaría mal que otros países hicieran lo mismo.

Reacciones alérgicas

También otro estudio realizado por YouGov en el Reino Unido mostró que una de cada cinco personas ahora tiene al menos un tatuaje, mientras que en los EE. UU. la proporción aumenta al 24%. A partir de este estudio se ha sabido que el 14% de los británicos y el 22% de los estadounidenses tuvieron una reacción alérgica a la tinta, particularmente en lo que respecta al rojo, debido a la presencia de mercurio y sulfuro en el pigmento que se usa para fabricarlo.

Pero además, otra investigación reciente ha demostrado que incluso los tatuajes temporales de henna pueden dar reacciones importantes, aunque en este sentido se debe investigar todavía mucho para llegar a conclusiones definitivas.

De todas maneras, no podemos obviar que algunos estudios realizados en el norte de Europa, han llegado a la conclusión que aproximadamente la mitad de los sujetos tatuados tienen algún tipo de reacción alérgica, mientras que en promedio 1 de cada 10 tiene consecuencias importantes, algunos son sistémicos, como la anafilaxia otros son más raros, pero representan una posibilidad, mientras que otros son más frecuentes: enrojecimiento, urticaria, endurecimiento de la piel (queratosis liquenoides) que es muy molesta y desagradable, o infecciones por hongos que se superponen con el tatuaje o por bacterias. Es importante sin embargo, recordar que los efectos adversos del tatuaje no necesariamente se ven de inmediato, de hecho, a menudo llegan tarde y ocurren después de años de progresión asintomática.

Enfermedades puede producir un tatuaje

¿Qué colores suponen un riesgo?

Un estudio realizado por la Universidad de Ferrara mostró que alrededor de 50 sustancias prohibidas en cosméticos están presentes en las tintas para tatuajes. Esto se debe a una brecha regulatoria: la ley sobre cosméticos es muy estricta en Europa, mientras que debería haber una mayor atención también al problema de las tintas y pigmentos de los tatuajes.

Entre los colores que contienen más metales y que, por lo tanto, pueden dar más problemas, están el rojo, que ya os hemos mencionado anteriormente debido a la presencia de mercurio. La paradoja es que hay muchas controversias sobre los rastros de mercurio homeopático en las vacunas , mientras que la tinta para los tatuajes están muy cargados con este metal. Otros colores en riesgo son el amarillo, el rosa intenso y el azul. En general, el pigmento puede contener hierro, cobalto y cromo: sustancias que en la vejez y en caso de necesidad de prótesis, pueden crear problemas al reaccionar con los metales de las prótesis.

Incluso la henna, aunque derivada de un arbusto (por lo tanto, de origen vegetal y natural) puede provocar reacciones alérgicas. Sin embargo, dado que es el pigmento utilizado para tatuajes temporales, tiene efectos negativos menos graves. El problema, para todos los tatuajes, se agrava además para algunos sujetos cuando quieren eliminarlos con láser: de hecho, en una piel ya devastada, esta técnica podría ser aún más dañina.

Seguridad a la hora de hacerte un tatuaje

A la hora de hacernos un tatuaje es importante tener en cuenta los riesgos para la salud que conlleva, pero de manera especial nos tenemos que asegurar además de que nos vamos a tatuar en un sitio que sea de confianza y seguro.

Para asegurarte de tatuarte de que vas a tatuarte de manera segura, responde estas preguntas:

  • ¿Quién hará el tatuaje? Debes ir a un estudio de tatuajes con personal capacitado. Recuerda que los requisitos de seguridad y los estándares de licencia pueden variar dependiendo de cada comunidad. Solicite a la autoridad sanitaria local toda la información necesaria sobre licencias y requisitos de seguridad.
  • ¿El artista del tatuaje usa guantes? Comprueba si se lava las manos y usa un nuevo par de guantes para cada cliente.
  • ¿El artista del tatuaje usa el equipo adecuado? Compruebe si la aguja y los tubos se retiran de un paquete sellado antes de comenzar a trabajar. Los pigmentos y los envases también deben ser nuevos .
  • ¿El artista del tatuaje esteriliza el equipo? Compruebe si usa un autoclave para esterilizar equipos no desechables antes de usarlos en un nuevo cliente. Los instrumentos y materiales que no pueden esterilizarse en el autoclave, como manijas de cajones, mesas y fregaderos, deben esterilizarse con un desinfectante comercial o una solución a base de cloro después del uso.
  • Pregúntate si realmente estás dispuesto a invertir en un cambio permanente en tu cuerpo. Elige cuidadosamente el área donde te haces el tatuaje y no te tatúes si estás bajo la influencia de drogas o alcohol, o si te preocupa que no te va a gustar el tatuaje después de un tiempo.
¿Que enfermedades puede producir un tatuaje?
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar