Escrito por

Potasio: para qué sirve, propiedades y alimentos

Seguramente lo hayas oído nombrar miles de veces pero siga siendo un desconocido para ti. Hoy te contamos todo sobre el potasio: para qué sirve, propiedades y alimentos en los que encontrarlo.

¿Para qué sirve el Potasio?

Lo primero es saber qué es y para qué sirve el potasio. El potasio es un macromineral cuyas funciones son relevantes para el organismo, a nivel muscular y del sistema nervioso.

Por otro lado, el potasio también resulta ser un electrolito, cuya misión es presionar en la concentración de sustancias en el interior y exterior de las células. De hecho, este electrolito se concentra en su gran mayoría en el líquido intracelular. Más del 95% del total de organismo está ahí.

Así las cosas, el potasio, en colaboración con el sodio, se encarga de regular el equilibrio osmótico. En concreto, el potasio controla que al interior de las células entren los nutrientes necesarios, mientras que también regula que los desechos salgan de ellas.

Con esta premisa, el potasio se convierte en un mineral fundamental para la síntesis del tejido muscular. El potasio es imprescindible para la formación de nuevo músculo. De hecho, también ayuda en la creación de proteínas y en la obtención de energía.

Obviamente, no es la única función del potasio. Este mineral también hace las veces de contrapeso del exceso de sodio. Así, entre otras cosas, controla la presión arterial, por lo que su papel es primordial en el correcto funcionamiento del riego sanguíneo. Por otro lado, el potasio es parte relevante de la transmisión de impulso nervioso. En concreto, a la hora de contraer los músculos y mantener un ritmo cardíaco adecuado.

Con tantas atribuciones en el interior del organismo, cuando los niveles de potasio de alteran, pueden suponer un problema serio. Todo dependerá de su la cantidad de potasio en el cuerpo es más alta o más baja de lo habitual.

  • Déficit de potasio – Conocida como hipopotasemia, se da cuando la dieta no es rica en potasio y el organismo se resiente. El déficit de potasio puede derivar en diarreas, estreñimiento, debilidad muscular, fatiga, sed constante, falta de apetito, malestar general, trastornos neuro musculares, taquicardia, hipotensión, hormigueo, vómitos y, si la cosa empeora, en una enfermedad renal crónica. Una de las causas más habituales del déficit de potasio es el hecho de seguir una dieta estricta pero errónea. De ahí la relevancia de pasar por un nutricionista antes de comenzar una dieta.
  • Exceso de potasio – Cuando el problema es el exceso de potasio, la dolencia se conoce como hiperpotasemia. En este caso, las afecciones pueden ser cardíacas o renales. El exceso de potasio puede venir dado por una insuficiencia renal, alguna infección concreta o como efecto secundario de un medicamento que dispare los niveles de potasio. Quienes hayan sufrido un ataque al corazón previo, deben tener especial cuidado con la hiperpotasemia.

Las propiedades del Potasio

Las propiedades del potasio son numerosas. Sólo hay que repasar la cantidad de funciones que realiza este mineral en el organismo. De hecho, estas funciones son las que definen las propiedades del potasio en el cuerpo humano.

Este mineral llega al cuerpo humano a través de alimentos o suplementación. Cuando este mineral llega al intestino delgado, casi el 90% del potasio es asimilado por el organismo. El 10% restante, no válido para su aprovechamiento, se desecha directamente a través de la orina. De ahí la importancia de una dieta rica en potasio pero sin excesos.

  • Huesos – Es una parte relevante en la formación y mantenimiento de los huesos
  • Crecimiento – El potasio es imprescindible para el correcto proceso de crecimiento del cuerpo humano
  • Equilibrio osmótico – Este mineral se encarga de la concentración de sustancias que entran y salen de las células
  • Proteínas – El potasio está conformado, principalmente, por aminoácidos, de ahí que sea parte relevante en la producción de proteínas.
  • Tejido muscular – Ejecuta una función fundamental en la síntesis de los músculos y la creación de nuevo tejido
  • Contracción muscular – A la hora de contraer los músculos, el potasio es uno de los elementos que participa en el proceso.
  • Reacciones químicas – El potasio también interviene en las reacciones químicas que se producen en todo el organismo
  • Transmisión nerviosa – Obviamente, el potasio es parte relevante de la transmisión nerviosa que se produce por todo el sistema. Especialmente relevante es su función en la actividad eléctrica del corazón y el equilibrio acidobásico
  • Membranas – Otra de sus atribuciones consiste en aportar a la permeabilidad de las membranas
  • Metabolismo – El potasio también interviene en el metabolismo de los hidratos de carbono
  • Carbohidratos – El mineral es uno de los elementos que participa en la descomposición y uso de los carbohidratos
  • Agua – El potasio, a modo de presa, también regula los niveles de agua de todo el organismo.
  • Sodio – Por último, el potasio controla los efectos negativos que puede causar el sodio en el cuerpo.

Los alimentos que contienen Potasio

Teniendo en cuenta que este mineral llega de forma externa, conviene saber los alimentos que contienen potasio. Alimentos imprescindibles en nuestra dieta, variados y muy fáciles de encontrar en cualquier tienda. Estos son los alimentos que contienen potasio:

  • Frutas – Plátanos, melón, kiwi, cítricos (naranja, melón o pomelo), ciruelas, arándanos, albaricoques, papaya, mango, pera, manzana, piña, fresas, sandía y tomates
  • Hortalizas – Patatas, habas, zanahoria, remolacha, calabaza y brócoli
  • Verduras – Lechuga, acelgas, espinacas…
  • Frutos secos – Nueces, avellanas, almendras, anacardos…
  • Cereales integrales
  • Huevos
  • Legumbres
  • Champiñones
  • Lácteos – Leche, yogures, queso, helado, requesón…
  • Carnes – Rojas, pollo, pavo…
  • Pescados – Salmón, bacalao y sardinas
  • Brotes de soja
  • Chocolate
  • Pan blanco
  • Arroz integral
  • Pasta – Espaguetis, macarrones, espirales, lazos…

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la dosis diaria recomendada de potasio es de 3,5 gramos al día como mínimo. Además, recomienda una dieta rica en potasio a mujeres después de la menopausia. Así, reducirán el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares a lo largo de su vida. Obviamente, conviene combinarlo con una vida activa y ejercicio.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?