¿Por qué el ayuno intermitente es una buena opción para la cuarentena?

El ayuno intermitente es una de las dietas más eficaces en los últimos años para perder peso pero ahora que estamos en estado de alerta y se recomienda el confinamiento en las casas a causa del coronavirus, quizás hacer dieta no esté en la mente de muchos, aunque podemos recurrir a esta manera de alimentarse con […]

El ayuno intermitente es una de las dietas más eficaces en los últimos años para perder peso pero ahora que estamos en estado de alerta y se recomienda el confinamiento en las casas a causa del coronavirus, quizás hacer dieta no esté en la mente de muchos, aunque podemos recurrir a esta manera de alimentarse con el fin de poder ayudar a que el encierro no se haga tan pensado o que de hecho acabemos cayendo en la tentación de ingerir alimentos que no son para nada recomendables o fuera de horas. Veamos porque el ayuno intermitente es una buena opción para la cuarentena.

Porque el ayuno intermitente es una buena opcion para la cuarentena

Qué es el ayuno intermitente

Porque el ayuno intermitente es buena opcion para la cuarentena

El ayuno intermitente es simple: significa limitar los tiempos para comer. Por ejemplo, una persona que hace ayuno intermitente solo comerá entre el mediodía y las 20:00, y las 16 horas restantes de su día se dedicarán al ayuno.

Los patrones de alimentación varían de persona a persona: algunas personas ayunan durante un día y comen normalmente al siguiente, mientras que otras pueden elegir dos días de la semana para ayunar y comer normalmente los cinco días restantes.

Algunos expertos recomiendan ayunar al menos dos horas antes de acostarse, pero no se preocupe por el desayuno: la clave está en comer durante una ventana que se sienta bien para tu cuerpo.

Las personas que eligen el ayuno intermitente no necesariamente tienen que cambiar sus dietas. Por supuesto, evitar los alimentos procesados ​​ayudará a aquellos interesados ​​en perder peso.

¿Cuales son los beneficios del ayuno intermitente?

Según varios estudios que se han realizado con personas que están realizando ayunos intermitentes, se  sugiere que este tipo de ayuno puede reducir los factores de riesgo asociados con la obesidad y la diabetes. También promueve la pérdida de grasa, particularmente la grasa del vientre, pero en el caso concreto de la cuarentena, como os vamos a contar a continuación, hacer una dieta de ayuno intermitente puede servirnos para tener energía durante las horas que estemos en activo en casa, sin la necesidad de tener la tentación de picar entre horas o de que estemos comiendo durante todo el rato, alg que no es para nada aconsejable.

¿Porque el ayuno intermitente es una buena opción para la cuarentena?

Porque el ayuno intermitente buena opcion para la cuarentena

¿Cómo podemos hacer para que este tipo de dieta nos beneficie ahora que estamos en cuarentena debido al riesgo de contagio por el coronavirus o Covid-19? Aunque los expertos sanitarios no están recomendando una dieta saludable para pasar el confinamiento de la mejor manera, podemos adaptar los horarios para que todo se traduzca no solo en un mejor procesamiento de lo que ingerimos, sino también para reducir los niveles de ansiedad que puede llegar a producir tener que estar todo el día en casa y paso…también tenemos que decirlo….perder peso.

Piensa que normalmente nuestra dieta habitual cuando salimos a trabajar se basa en tres comidas al día, que son desayuno, comida (o almuerzo) y cena, y con ellas nuestro cuerpo va descomponiendo las reservas de energía a base de azúcar (glucosa). Sin embargo, si el cuerpo tiene poca glucosa durante el ayuno, descompondrá las grasas, y esta ruta alternativa más lenta a la energía se asocia con una mejor regulación del azúcar, resistencia al estrés y una reducción de la inflamación.

Gracias al ayuno intermitente podemos almacenar energía alimentaria cuando comemos y quemar energía alimentaria cuando estamos ayunando, algo que por otro lado debería ser un ciclo normal. No ha falta entonces que estemos comiendo o «picando» cada dos horas dado que lo único que vamos a conseguir es que nuestro cuerpo acabe pidiendo comida cada dos por tres. Esto no solo será un riesgo para coger peso mientras estamos confinados en casa sino que también supone un riesgo en el caso de tener enfermedades como por ejemplo la diabetes o también la hipertensión.

Aunque nos puede parecer un sacrificio hacer ayuno durante 16-o 18 horas cada día, lo cierto es que poco a poco el cuerpo es capaz de acostumbrarse sin problema alguno a este tipo de alimentación. Vamos a estar en casa durante 15 días, por lo que no hace falta madrugar o al menos no hace falta tener el mismo ritmo y horario que cuando trabajamos. Podemos intentar levantarnos más tarde y aprovechar para desayunar a partir de las 10 de la mañana, y desde entonces vamos a tener unas ocho horas para comer y también cenar, de modo que podemos comer a las 14:00 y cenar a las 18:30. A partir de entonces y hasta las diez de la mañana del día siguiente no tenemos porqué comer nada, algo que dicho así sin más puede resultar demasiado difícil de cumplir, aunque basta con probar un día para comprobar que tampoco es imposible. De hecho al comer con un horario más concentrado, notarás que tu cuerpo acumula una mayor reserva de energía para pasar el resto del día hasta que nos vayamos a dormir.

No es que tengamos que utilizar este tipo de ayuno para perder peso, aunque esté dedicado principalmente a ello, sino que lo podemos utilizar como un tipo de alimentación para que nuestro cuerpo se adapte a un nuevo horario en el que al estar en casa, el riesgo de comer de más a lo largo de todo el día es elevado.

¿Cuales son los riesgos de hacer ayuno intermitente?

Para la mayoría de las personas, el ayuno intermitente es seguro y efectivo de modo que es del todo posible utilizarlo para alimentarlos durante este tiempo de cuarentena. Sin embargo, este tipo de dieta puede ser un desafío para algunas personas, especialmente aquellas con diabetes tipo 1 y las mujeres embarazadas o en período de lactancia. En estos casos suele aconsejarse una buena alimentación que puede significar no solo alimentarse más sino también durante más horas que las antes señaladas, de modo que en estos casos quizás sea mejor evitar hacer ayuno intermitente.

Por otro lado, las personas con antecedentes de trastornos alimenticios, niños y personas desnutridas no es aconsejable para nada que hagan ayuno intermitente, no solo durante estos días de cuarentena, sino que no lo deberían hacer nunca.

Artículos de interés:

¿Por qué el ayuno intermitente es una buena opción para la cuarentena?
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar