Harina de avena o crema de arroz: parecidos, diferencias y recetas

Dentro de los muchos tipos de harina que existen, dos parece que se han puesto de moda entre los que buscan alimentarse de manera saludable o también hacerlo a partir de las condiciones de salud que tengan. La harina de avena es quizás una de las más recomendadas para una alimentación saludable, mientras que la […]

Dentro de los muchos tipos de harina que existen, dos parece que se han puesto de moda entre los que buscan alimentarse de manera saludable o también hacerlo a partir de las condiciones de salud que tengan. La harina de avena es quizás una de las más recomendadas para una alimentación saludable, mientras que la harina de arroz, conocida mucho más como crema de arroz es la más indicada para los que desean cocinar con harina pero son celíacos. Al margen de esto nuestra elección se puede basar en otros factores de modo que os hablamos a continuación de la Harina de avena o crema de arroz: parecidos, diferencias y recetas.

Harina de avena o crema de arroz parecidos diferencias recetas

Harina de avena o crema de arroz: parecidos

La harina de avena es ligera y se caracteriza sobre todo por no contener gluten, mientras que la crema de arroz que es en realidad harina de arroz, es también muy fina y suave además de no tener gluten.

De este modo ambas harinas pueden reemplazar a la harina de trigo blando en postres que no es necesario que crezcan mucho, y también para garantizar que personas que son celiacos puedan tomar esos postres sin problema.

Por otro lado, los nutrientes presentes en estos dos tipos de harina hace que sean más recomendables para los deportistas. Por un lado, la harina de avena tiene una serie de nutrientes recomendados para el entrenamiento, si bien promueve la recuperación tras el ejercicio, pero a su vez favorece el crecimiento de tejido nuevo, algo indispensable cuando queremos aumentar la masa muscular. En el caso de la crema de arroz, hemos de decir que tiene un bajo contenido en grasas e hidratos de carbono, pero a su vez, nos aporta energía de modo que nuestro entrenamiento será mucho más eficaz.

Además, debido a su textura, estas dos harinas son excelentes para empanizar y freír los alimentos crujientes y ligeros, como cuando se fríen en tempura. De todos modos, en ambos casos, es mejor usar harina de avena o crema de arroz integral, ya que así podremos cocinar con harinas que tengan más fibra y tengan un índice glucémico ligeramente más bajo.

Harina de avena o crema de arroz diferencias recetas

Harina de avena o crema de arroz: diferencias

Precisamente el índice glucémico de estas dos harinas es a su vez una de las diferencias más marcadas entre las dos. La harina de avena tiene un pequeño índice de gluten en comparación total a la crema de arroz, de modo que las personas que son celíacas es mejor que opten por la harina de avena integral o directamente la crema de arroz.

Harina de avena o crema de arroz: recetas

Lo cierto es que ambas harinas son muy parecidas de modo que con las dos vas a poder elaborar recetas como estas que ahora te ofrecemos.

Galletas de avena con crema de arroz

Para 40 galletas (5 cm de diámetro)

  • 120 gr de copos de avena
  • 110 gramos de crema de arroz
  • 30 gramos de fruta seca (como los arándanos)
  • 110 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
  • 60 gr de azúcar de caña
  • 40 gramos de miel
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de extracto de vainilla o semillas de media baya
  • 3 gramos de bicarbonato de sodio

Preparación:

Licúa la avena en trozos gruesos, déjala un poco entera. Combina la crema de arroz, la sal y el bicarbonato de sodio.

Mezcla la mantequilla ablandada con el azúcar hasta obtener una mezcla espumosa, agrega la crema de arroz y las pasas.

Mezcla todo bien, ayudándote con tus manos y le das la forma de un salami. Envuelve  en papel plástico y deja en la nevera durante 3 horas.

Después de este tiempo, toma la masa nuevamente y corta algunas rodajas, extiéndelas a un grosor de 4/5 mm y las recortas con un cortador de galletas.

Una vez que las galletas se hayan cortado, colócalas en papel pergamino y las pones de nuevo en la nevera durante al menos una hora.

Precalienta el horno a 170 ° y cocina durante 13 minutos, lo apagas y dejas en el horno durante la noche, si las cocinas por la noche, de lo contrario hasta que el horno esté frío.

Al final de la cocción, después de 13 minutos, todavía parecerán suaves, pero a medida que se enfríen se volverán duras.

Advertisement

Harina de avena o crema de arroz recetas

Pastel o bizcocho con harina de avena o crema de arroz

  • 210 gramos de harina de arroz o crema de arroz 210 g
  • 100 gramos de almidón de patata 100 g
  • 180 gramos de azúcar 180 g
  • Huevos (aproximadamente 3 medios) a temperatura ambiente
  • 200 gramos de crema agria a temperatura ambiente
  • 1 cáscara de limón orgánica
  • 16 gramos de levadura en polvo para pasteles sin gluten

Preparación:

Para preparar el pastel o bizcocho con harina de avena o crema de arroz, comienza tamizando los polvos a través de un colador de malla estrecha. Luego vierte la harina (de avena o arroz), el almidón de patata y el polvo de hornear . Una vez que se hayan eliminado los grumos, mezcla suavemente con una cuchara; mantén el tazón a un lado.

Continúa rompiendo los huevos a temperatura ambiente en un recipiente, bate y agrega la ralladura de limón, luego vierte el azúcar: de esta manera favorecerás el abultamiento. Continúa batiendo los huevos hasta que la mezcla esté liviana y esponjosa, tomará entre 4 y 5 minutos . Luego agrega la crema agria, siempre a temperatura ambiente, para que no se desmonte la mezcla.

Una vez que la crema agria se haya integrando, continúa trabajando durante unos minutos, verás que la mezcla se hinchará nuevamente. Ha llegado el momento de agregar la levadura, pero poco a poco a medida que el polvo se vaya disolviendo en la mezcla.

Vierte la mezcla en un molde para pastel engrasado y enharinado de 24 cm, obviamente con harina de avena o crema de arroz. Nivela cuidadosamente la superficie y hornea en un horno precalentado, en modo estático, a 170 ° durante 50 minutos: colócalos en el estante más bajo (para que no esté en contacto con la base).

Advertisement

Dado que los tiempos son indicativos, asegúrate de que el pastel esté realmente cocinado siempre haciendo la prueba del palillo de dientes. Si después de 30-40 minutos de cocción notas que la superficie se ha dorado demasiado, puede cubrirla con papel de aluminio. Una vez que el pastel esté listo déjalo enfriar por completo antes de sacarlo del molde y sirve.

Harina de avena o crema de arroz: parecidos, diferencias y recetas
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar