Escrito por

Grasas Trans: qué son, tipos y alimentos

Grasas Trans, ¿qué son, porqué debemos evitarlas?. En Worldhealthdesign.com te contamos más de las grasas Trans y los alimentos que tienen grasas Trans. Recuerda que en Viviendo Sanos tenemos un artículo especial sobre Cómo bajar los Trigliceridos Altos.

Que son las grasas trans alimentos

¿Qué son las grasas trans?

Las grasas trans son un tipo de ácido graso que se encuentra en los alimentos industrializados que han sido sometidos al proceso de hidrogenación.

Dicho de otra forma, en el proceso de industrialización de los alimentos, las grasas Trans se forman al añadir hidrógeno a los aceites vegetales -conocido como proceso de hidrogenación- que se realiza sobre las grasas para solidificarlas y posteriormente usarlas en diferentes alimentos.

Lo que sucede es que en este proceso, parte de las grasas poliinsaturadas se transforman en grasas saturadas (las grasas que tiene la carne por ejemplo.)

Por ejemplo, se produce la solidificación del aceite vegetal para fabricar luego la margarina vegetal, y lo que se consigue es darle mejor textura y estabilidad al alimento, además de que los alimentos duren más.

En los productos cárnicos o los lácteos hay una pequeña cantidad de grasas TRANS pero son las grasas TRANS de los alimentos procesados las que tienen un efecto más dañino en la salud. Las autoridades sanitarias advierten que consumir 5 gramos diarios de grasas trans aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, ya que:

  • Aumentan el colesterol LDL (el malo)
  • Disminuyen el colesterol HDL (el bueno)
  • Afectan al crecimiento y maduración del cerebro
  • Aumentan en riesgo de diabetes tipo 2

Tipos de grasas trans

Hay diferentes tipos de grasas, algunas como veréis son sanas y necesarias para el correcto funcionamiento del organismo, las cuales siempre hay que consumir con moderación. Otras grasas, como las grasas trans, lo preferible es evitarlas en la medida de lo posible por los daños que puede ocasionar a la salud.

Todos los alimentos que contienen grasas tienen en sí mismos ácidos grasos saturados e insaturados, lo que va a depender de que encajen en una categoría u otra será en función de qué cantidad de cada uno de ellas contienen.

Grasa saturada

Uno de los efectos más concocidos de las grasas saturadas es que éstas elevan el nivel de colesterol LDL, también conocido como colesterol malo.

Cuando hay un elevado colesterol LDL las arterias pueden obstruirse o taponarse, lo que se traduce en que hay mayor probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular, un ataque cardíaco y otras enfermedades relevantes. Por ello es importante que cada uno regule o elimine la cantidad de grasas saturadas que consume.

Algunos de los alimentos que entran dentro de esta categoría son los productos obtenidos de los animales: carnes grasas, queso, leche entera, mantequilla, helado, nata, etc.; en cuanto a los aceites vegetales también encontramos un importante listado, como aceite de palma, el aceite de coco y el aceite de palmiche.

Grasas insaturadas

Puestos a elegir, se recomienda el consumo de grasas insaturadas pues éstas ayudan a bajar el colesterol LDL (el «malo»).

Se distinguen entre dos tipos de grasas: grasas monoinsaturadas (aceite de oliva y de canola) y las grasas poliinsaturadas (aceite de cártamo, girasol, maíz y soja).

Grasas trans

Son las grasas que nos han hecho escribir este artículo y que, como hemos detallado anteriormente, son grasas a evitar o eliminar de nuestra dieta. Son el producto de un proceso llamado hidrogenación que se utiliza para la conservación de los alimentos por más tiempo.

El efecto del mismo es la elevación del colesterol malo y la reducción del bueno.

Alimentos con ricos en grasas Trans

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición aboga porque se regule la normativa del etiquetado de los alimentos envasados, de tal forma que aparezca su composición en grasas trans y así sea conocida realmente por el consumidor.

¿Sabías que actualmente la legislación no obliga a que aparezca en las etiquetas de los alimentos la presencia de grasas trans ni de su cantidad?

Como siempre, la mejor recomendación que podemos haceros es leer las etiquetas para ver la composición. No sólo se trata de ver las grasas (que aunque no se sepan de qué tipo, se puede ver la cantidad), también los niveles de azúcar, conservantes y aditivos, y todos esos aspectos que uno se queda pensando ¿estoy comprando jamón o un sucedáneo? Pues bien, en muchísimas ocasiones es un sucedáneo.

Además de leer para saber qué es lo que verdaderamente compras y descubrir el mundo de la alimentación con otros ojos, también te recomendamos que apuestes por la comida casera. Te llevará más tiempo, sin duda, pero verás que vas a ganar en salud y en sabor.

Alimentos fritos

Cuando se realiza una fritura casera,  si no se hace de forma adecuada, se puede acabar modificando el aceite y generar en casa grasas trans como las que se producen de manera industrial.

En el momento en el que hagáis una fritura en casa tenéis que tener cuidado para que el aceite no supere los 180º. A su vez, se recomienda no utilizar más de tres o cuatro veces el mismo aceite para que no se vea modificada su estructura.

Alimentos procesados

Se llama alimentos procesados a aquellos que son tratados industrialmente y contienen aditivos: conservantes, saborizantes naturales o artificiales, colorantes…

Los alimentos procesados contienen una importante cantidad de grasas trans, además de azúcares y otros ingredientes que provocan que nos resulten tan inmensamente ricos y no nos demos cuenta de su composición.

Alimentos procesados como margarinas, galletas, cereales industriales, sopas instantáneas, caldos concentrados, carne procesada (nuggets, hamburguesas…), pizzas, empanadas, empanadillas, helados, entre otros.

Comida rápida

La comida rápida está considerada como una fuente de grasas trans, tanto por el tratamiento utilizado para la producción de los alimentos como la preparación o cocinado de los mismos. Entre las nos encontramos hamburguesas, patatas fritas, pollo frito, nuggets, etc.

Snacks

Entre los snacks que contienen grasas trans no sólo nos encontramos las ya mencionadas patatas fritas, también las galletas saladas, las palomitas (sobre todo las de microondas), barritas de cereales, entre otros.

Bollería industrial

La bollería industrial encuentra sus máximos consumidores entre los niños y, como resultado, nos encontramos con que la obesidad infantil va en aumento. Muchos alimentos pensados para niños tienen grasas trans y gran parte de éstas aparece en la bollería industrial.

Por ello, es importante enseñar a los niños que los alimentos les ayudan a estar sanos y fuertes pero que hay alimentos que comerlos a menudo les pueden hacer daño.

Fuente| www.mayoclinic.com

Fotos|www.mohrresults.com/

blog.nutri-living.com

dailycolander.com/whyournutritionista.com/

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos