Escrito por

Examen de creatinina en sangre y orina: todo lo que debes saber

Un examen de creatinina en sangre es útil para medir -y conocer- cuál es el nivel de creatinina sérica, lo que brinda al médico información sobre qué tan bien están funcionando los riñones, ya que la creatinina es un producto de desecho filtrados por estos órganos y eliminados posteriormente a través de la orina. Estos productos y toxinas se almacenan en la vejiga, para posteriormente ser eliminados durante la micción.

Examen de creatinina sérica

Cada uno de nuestros riñones contienen millones de pequeñas unidades con capacidad de filtración de la sangre, conocidas con el nombre de ‘nefronas’. Las nefronas son indispensables porque constantemente filtran la sangre a través de un grupo muy pequeño de vasos sanguíneos, conocidos como glomérulos. Estas estructuras, en definitiva, filtran productos de desecho, impurezas presentes en la sangre y también el exceso de agua.

La creatinina es, por tanto, una de las sustancias que normalmente los riñones tienden a eliminar de nuestro cuerpo. No se debe confundir, eso sí, con la creatina. De ahí que los médicos utilicen la medición de la creatinina en sangre como una forma de verificar la función renal. Así, la existencia de un nivel elevado de creatinina puede indicar que el riñón podría estar dañado, o que no funciona de manera correcta.

¿Qué es el análisis de sangre de creatinina?

Por lo general, los riñones suelen mantener los niveles de creatinina en sangre en un rango más o menos normal, el cual se caracteriza por ser estable en el tiempo. Por este motivo, se ha considerado a la creatinina como un indicador bastante fiable de la función renal.

El análisis de sangre de la creatinina generalmente se realiza junto con otras pruebas de laboratorio, como por ejemplo la prueba de nitrógeno ureico en sangre, además de llevar a cabo una serie de exámenes físicos que pueden ayudar a diagnosticar ciertas enfermedades, y detectar cualquier problema asociado a la función renal.

Análisis de sangre de creatinina

¿Por qué se realiza el análisis de creatinina en sangre?

En la mayoría de las ocasiones la creatinina es un parámetro que encontramos en el examen sanguíneo de rutina, que solemos realizarnos cada cierto tiempo en nuestro ambulatorio (o en la clínica privada). No obstante, en algunas ocasiones, especialmente si existen signos de enfermedad renal, es posible que el médico sea quien ordene la realización exclusiva del análisis de sangre de creatinina, con el fin de evaluar los niveles de creatinina.

Existen algunos síntomas que pueden alertar al médico acerca de la posible existencia de un problema renal. Habitualmente, estos síntomas incluyen:

  • Hinchazón en algunas zonas del cuerpo, como la cara, abdomen, muñecas o tobillos.
  • Dolor situado en la zona de la espalda baja, cerca de los riñones.
  • Cambios en la producción y en la frecuencia de la orina.
  • Presión arterial elevada.
  • Náuseas y/o vómitos.
  • Pérdida del apetito y fatiga.
  • Problemas para dormir con normalidad.

Lo cierto es que existen una amplia variedad de problemas renales que pueden elevar los niveles de creatinina en sangre. Desde la glomerulonefritis a la pielonefritis, pasando por enfermedades de la próstata (como tener una próstata agrandada), infecciones estreptocócicas como la glomerulonefritis causada por esta, o por algún bloqueo presente en el tracto urinario, lo que puede ser debido a la presencia de cálculos renales.

No obstante, como ya te hemos comentado en algún momento, la creatinina no solo puede estar elevada por un problema con los riñones. Al ser un producto de desecho producido por los músculos, puede aumentar tras la práctica de ejercicio intenso. Además, determinados hábitos alimentarios pueden igualmente elevarla. Es el caso del consumo excesivo de grandes cantidades de carne, que como sabes, es un alimento muy rico en proteínas.

Riñones y creatinina

¿Cuáles son los valores normales del examen de creatinina en sangre?

La creatinina sérica se mide en miligramos por decilitro de sangre (mg/dL). Los resultados pueden variar según la edad y el sexo, a la vez que también puede variar de un laboratorio a otro.

No obstante, los niveles normales de creatinina en sangre varían de 0.9 a 1.3 mg/dL en hombres, y de 0.6 a 1.1 mg/dL para las mujeres de entre 18 a 60 años de edad. Aunque los valores normales suelen ser aproximadamente los mismos también para personas mayores de 60 años.

Causas de los valores anormales de creatinina sérica

Los niveles séricos de creatinina en sangre pueden estar ligeramente elevados, o más altos de lo normal, debido a:

  • Problemas renales, como infección o daño renal.
  • Un tracto urinario bloqueado.
  • Una dieta con un consumo elevado de proteínas.
  • Deshidratación.
  • Reducción del flujo sanguíneo normal a los riñones, debido a complicaciones asociadas con la diabetes, insuficiencia cardíaca congestiva o shock.

Si la creatinina se encuentra elevada por una lesión renal aguda o crónica, el nivel no disminuirá ni bajará hasta que el problema se resuelva. Así, si sin embargo se elevó de manera temporal como consecuencia de seguir una dieta muy alta en proteínas, o por la deshidratación, la eliminación o reversión de estas condiciones ayudará a volver a disminuir los valores altos, volviendo prácticamente a la normalidad.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos

¿Qué es lo que piensas?