Escrito por

2 ensaladas para comer sano en la oficina

Somos verdaderamente conscientes de que cuanto más llega el buen tiempo y aumenta la temperatura, lo que menos apetece es ponerse a cocinar platos excesivamente elaborados o encender el horno. Por ello, en este artículo, queremos compartir con vosotros dps ensaladas perfectamente saludables con las que comer sano en la oficina.

2 ensaladas para comer sano en la oficina

Muchas personas siguen pensando que las ensaladas son lo más aburrido que uno se puede echar a la cara pero, la realidad, es que todavía no se han salido de lo clásico. Os queremos proponer ensaladas típicas y otras más infrecuentes para que podáis descubrir el auténtico mundo de la ensalada, de los sabores y las texturas. ¡Seguirás comiendo bien en verano y sin esfuerzo!

Si ves que en casa no te ha dado tiempo a preparar nada, te has despistado o prefieres hacerlo al momento, cocinar con el microondas de la oficina no es ninguna locura. Sólo tienes que acercarte al supermercado que tengas más próximo o, si quieres ir más rápido, sólo tienes que entrar en Kimbino y ver los folletos de los supermercados más próximos para ver cuál está más barato, y así ahorrar en tu compra además de invertir en comida casera. Un ejemplo de esta posibilidad lo tenéis con la ensalada de cuscús.

Ensalada de cuscús rápida

Más que proponeros la famosa tabulé, os vamos a compartir una rápida receta de Saborgourmet.com preparada con ingredientes fáciles de encontrar en cualquier supermercado.

Ingredientes:

  • 1 vasito de cuscús
  • 1/2 cebolla morada
  • Menta fresca
  • 1 lata de atún en aceite de oliva
  • 1 lima
  • Comino en polvo
  • Piñones
  • 1 diente de ajo
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Tomates cherry de diferentes colores

Preparación:

Necesitas dos vasos exactamente iguales, en uno tienes que poner el cuscús y en el otro la misma medida de agua. Pones el agua en el microondas hasta que esté caliente, la echas por encima del cuscús y lo cubres. Déjalo reposar unos pocos minutos y lo tendrás listo. Aderézalo con un poco de sal y comino. Reserva y deja que se tempere.

Pela un ajo y lo cortas a la mitad. En el plato o recipiente en el que quieras servir el cuscús, restriegas el ajo por los laterales.

Limpia y trocea la cebolla morada en tiras finas. Las echas al recipiente junto con el cuscús.

Añade los piñones, los tomates cherrys lavados y cortados a la mitad, el atún desmigado. Remueve todo y prueba el sabor. Finalmente, le hemos echado un poquito de lima y de menta fresca que le da un toque refrescante.

Ensalada de judías blancas

Ensaladas sanas oficina judias blancas

Ésta es otra receta que puedes preparar directamente en la cocina, con cantidades que llegan para dos personas o una de muy buen comer.

Ingredientes:

  • Un bote de judías blancas cocidas
  • Medio pimiento rojo
  • Medio pimiento verde
  • Una cebolla
  • Un tomate
  • Vinagre de Módena
  • Aceite
  • Una pizca de sal
  • Perejil fresco

Preparación:

Abre el bote de judías blancas y lo viertes sobre un colador. Lava con abundante agua las judías y las dejas escurrir; una vez que estén bien escurridas, las colocas en el recipiente que quieras utilizar para presentar.

Lava los pimientos y los tomates. Trocea los pimientos en pequeños dados, fáciles de coger pero que no resulten enormes, ni a la vista ni a la hora de comerlos. Los tomates o los cortas en gajo o a la mitad si son cherrys. Introdúcelos en un bote de cristal.

Pela una cebolla pequeña, la cortas en tiras y la incorporas también en el bote. Añade un buen chorro de aceite de oliva, un poco de sal y un chorrito de vinagre de módena (al gusto). Cierras el bote y agitas bien hasta que todo esté homogéneo.

Viértelo por encima de las judías blancas y ya tienes el plato preparado. Para terminar de darle un punto de color y sabor, puedes añadir perejil fresco, si no tienes, no lo añadas seco.

¿Quieres más ideas? Además de las famosas ensaladas de pasta y de arroz, no dejes de lado la oportunidad de hacer una ensalada de garbanzos, de espinacas, de lentejas o quinoa, las opciones son infinitas y verás que resultan ser fantásticas tanto en sabor como en nutrientes.