Diferencias entre alergia alimentaria e intolerancia alimentaria

Diferencias entre alergia alimentaria e intolerancia alimentaria. En los últimos diez años se ha duplicado el número de casos de personas que padecen determinadas alergias alimentarias, siendo los frutos secos, la fruta, el marisco, la leche, el huevo y el pescado los alimentos que más están afectando a la población alérgica. Los casos de intolerancias […]
World Health Design

Diferencias entre alergia alimentaria e intolerancia alimentaria. En los últimos diez años se ha duplicado el número de casos de personas que padecen determinadas alergias alimentarias, siendo los frutos secos, la fruta, el marisco, la leche, el huevo y el pescado los alimentos que más están afectando a la población alérgica. Los casos de intolerancias alimentarias también se están incrementando bastante así como la confusión existente entre ambos términos.

celiaquia-intolerancia-al-gluten

¿Conocemos exactamente cuál es la diferencia entre alergia alimentaria e intolerancia alimentaria? ¿Y cuáles son los casos que revisten mayor gravedad y requieren de vigilancia absoluta en lo que a ingesta de alimentos se refiere?. Contestamos a estas y otras preguntas fundamentales relacionadas con las reacciones nada saludables que provocan determinadas comidas en la población alérgica/intolerante.

Diferencias entre alergia alimentaria e intolerancia alimentaria

sintomas-alergias-alimentarias

¿Cuál es la diferencia entre alergias e intolerancias? A menudo escuchamos sobre alergias e intolerancias alimentarias casi como si fueran sinónimos, mientras que en realidad son dos patologías muy distintas, probablemente confundidas debido a algunos síntomas comunes.

Los dos términos alergia e intolerancia indican dos formas diferentes de reaccionar a sustancias extrañas. Intolerancia significa la reacción anormal del cuerpo a una sustancia extraña, no mediada por el sistema inmune. Por alergia entendemos la reacción anormal del sistema inmune que se expresa con la producción de IgE; puede presentarse con síntomas graves y provocar shock anafiláctico.

Las alergias alimentarias son más comunes en los primeros 3 años de vida, pero pueden ocurrir a cualquier edad. La mayoría de las reacciones alérgicas son atribuibles a un número relativamente pequeño de alimentos: leche de vaca, huevo, soja, trigo, maní, nueces, pescado y mariscos. En los niños, la alergia alimentaria más común es la alergia a la leche de vaca, seguida de una alergia al huevo y al maní. La prevalencia de alergia alimentaria parece estar aumentando.

Entonces, ¿cuál es la  principal diferencia? La reacción de intolerancia alimentaria depende estrictamente de la cantidad de alimento no tolerado ingerido (depende de la dosis) y puede ser más o menos grave según la sensibilidad subjetiva, pero nunca pondrá en riesgo la vida de la persona. Las alergias, por otro lado, representan un peligro mayor que las intolerancias.

Para acabar de entender qué diferencias existen entre la alergia alimentaria y la intolerancia alimentaria, será bueno conocer cada qué es cada cosa al detalle.

Qué es una alergia alimentaria

Por alergia entendemos una respuesta anormal y dañina de los mecanismos de defensa del cuerpo a sustancias particulares, que son inofensivas para la mayoría de la población y que normalmente están presentes en el medio ambiente. Se lleva a cabo a través de células especiales, mastocitos y basófilos. La presencia de anticuerpos particulares llamados IgE generalmente caracteriza la respuesta alérgica. Los alérgenos más comunes son los ácaros del polvo, el polen, el moho y la piel de las mascotas.

A día de hoy existen alrededor de dos millones de españoles que presentan algún tipo de alergia alimentaria. Con esto nos referimos,  al conjunto de reacciones adversas que provoca un determinado alimento en el sistema inmunológico del afectado. Normalmente es un alérgeno, proteína del alimento causante, el que genera una serie de respuestas que provocan la creación e anticuerpos. Estos llevan al organismo a segregar una serie de sustancias químicas, como es el caso de la histamina –de ahí que se les recete los llamados ‘antihistamínicos’. Esta se manifiesta en picores, mucosidad, tos, problemas para respirar, entre otros.

intolerancias-alimentarias-gluten

Una de las más comunes es la alergia al gluten, que es una respuesta inmunológico de nuestro sistema al considerar dañino un determina alimento que contiene esta sustancia.
Esto no debería confundirse con la celiaquía, que es la intolerancia al gluten del trigo, cebada, centeno y avena en muchos casos.

¿Está una persona alérgica más expuesta al riesgo de desarrollar otras alergias?

En los niños, la posibilidad de una evolución de la alergia alimentaria a la alergia por inhalación y de los síntomas de la piel como el eccema atópico a los síntomas respiratorios como el asma y la rinitis alérgica se conoce sobre todo.

Esta evolución se conoce como caminata alérgica , no es obligatoria para la totalidad de los niños, pero es más probable que ocurra cuando la dermatitis atópica es grave con un inicio temprano. Un sujeto adulto con alergia respiratoria puede en algunos casos desarrollar otros tipos de alergia, especialmente hacia frutas y verduras frescas, si algunos alérgenos son comunes entre la inhalación y los alérgenos alimentarios.

Qué es una intolerancia alimentaria

comida-intolerancias-alimentarias

La principal diferencia entre esta y las alergias alimentarias está en el hecho de que el ser intolerante no supone relación alguna con el sistema inmune. Tener intolerancias alimentarias significa que hay determinados alimentos que no son correctamente asimilados por nuestro cuerpo. Como reseñamos anteriormente, uno de los ejemplos más reconocibles es el de los celiacos, que manifiestan ser intolerantes al gluten.

La manera más eficaz y sencilla de tratar este problema es el evitar la ingesta de aquellos alimentos que nos afectan de manera negativa. Cuando es la lactosa, pues dejar a un lado los lácteos y si fuera el gluten pues evitar los productos que lo contengan en mayor o menor medida.¿De qué manera se manifiesta la intolerancia a una comida en concreto? Los signos más evidentes, como es de imaginar, se manifiestan en el estómago: diarreas, vómitos, pérdida de apetito, dolor abdominal, etc. A medio y largo plazo suelen generarse otra serie de consecuencias no tan evidentes pero igualmente indicativas de que algo está sucediendo. Hay casos de anemia por falta de hierro, pesadez en las comidas, cansancio, cierto retraso del crecimiento, se producen úlceras en la boca, entre otros.

Advertisement

A la hora de que se desarrolle una intolerancia alimentaria, es posible que no se produzca hasta el destete (que comienza a partir del sexto mes de vida según la Organización Mundial de la Salud). Cuando un niño comienza a probar de todo, se produce un período delicado en el que debemos evaluar cuidadosamente la introducción de cada nuevo alimento para evaluar cualquier síntoma que pueda aparecer desde unos minutos hasta unas pocas horas después de tomarlo (vómitos y / o diarrea, urticaria, tos o dificultades para respirar, enrojecimiento erupciones cutáneas o cutáneas, hinchazón o, en casos graves, pérdida del conocimiento).

Por otro lado, y como ya hemos mencionado, tenemos que tener en cuenta que la reacción de intolerancia alimentaria depende de la cantidad de alimento no tolerado ingerido: en este caso, por lo tanto, los síntomas provienen de una situación de acumulación.

Por lo tanto, es importante comunicarse con el pediatra y un alergólogo pediátrico para evaluar el procedimiento de diagnóstico destinado a determinar o excluir las alergias o intolerancias alimentarias en su hijo.

Además, se pueden realizar pruebas cutáneas y los análisis de sangre, aunque la prueba más utilizada por los especialistas para detectar intolerancias es la » dieta de exclusión «. Esto último consiste en la exclusión de la dieta del paciente de alimentos sospechosos por un período corto; Si los síntomas desaparecen, los alimentos se reponen gradualmente controlando cada vez la posible aparición de síntomas.

Alergias e intolerancias alimentarias más comunes

enfermos-alergias-alimentarias

Los alimentos que están en el punto de mira en estos momentos son los lácteos y derivados de la leche, la alergia frutos secos –cacahuetes, castañas, nueces, avellanas, almendras– y aquellos que contienen gluten. También están las personas a las que afecta la ingesta de fruta, las legumbres, los huevos, los crustáceos, el pescado.

Advertisement

Gluten o enfermedad celíaca

intolerancia-al-gluten

La enfermedad celíaca es la incapacidad de digerir y metabolizar el gluten. Es difícil clasificarlo entre las alergias o intolerancias comunes, porque también involucra fuertemente al sistema inmunitario (característico de las alergias), sin embargo, sin la participación de la IgE.

El gluten es un complejo proteico contenido en trigo, trigo y cereales similares, como cebada, centeno, espelta, triticale y, en consecuencia, en todos los alimentos que los contienen como ingredientes.

La ingestión de gluten, incluso en pequeñas cantidades, causa daño a la mucosa intestinal en las personas afectadas . En consecuencia, algunos nutrientes se absorben mal, con la aparición de síntomas como hinchazón y dolor abdominal, vómitos, estreñimiento, pérdida de peso.

Se detectan una media de 1 caso por cada 100 que se estudian y se trata de una de las intolerancias alimentarias permanentes, sin tratamiento y que puede diagnosticarse en cualquier momento. La manera de tratarse es, básicamente, conocer qué productos tienen gluten y cuáles no y apostar por los alimentos que se venden a día de hoy sin gluten para evitar malestar ese y las consecuencias negativas asociadas a este tema.

La celiaquía se detecta mediante un análisis clínico muy meticuloso y realizando un análisis de sangre. Este debe incluir los marcadores serológicos de la intolerancia al gluten y es así como se hace un cierto diagnóstico cuando se sospecha que pudiera haber prevalencia de esta no tolerancia a la sustancia.

Advertisement

Frutos secos

alergias-alimentarias-frutos-secos

Las alergias alimentarias a los frutos secos son muy importantes pues pueden llegar a ser fatales si no se detectan a tiempo y se produce una ingesta indebida de estos. Comienza normalmente en la infancia, a una edad muy temprana, y la alergia frutos secos es compleja porque hay muchísimos productos y comidas que tenemos en nuestra dieta diaria y que no sabemos que contiene trazas de cacahuetes, almendras, avellanas, castañas o nueces, entre otros. Hay ocasiones en que un mínimo contacto puede provocar una reacción que resiste de una importante gravedad.

¿Cómo podemos reaccionar si la padecemos? Desde reacciones leves, con algo de náuseas, dolor de cabeza o inflamación de lengua y labios, hasta un shock anafiláctico. Hay que tener mucho cuidado porque se pueden dar reacciones muy graves a las que es difícil plantar cara. Fundamental un buen diagnóstico para evitar lamentaciones a posteriori.

Lactosa

intolerancia-a-la-lactosa

La causa más común de intolerancia alimentaria es la lactosa, que es el azúcar contenida en la leche. Las personas con intolerancia a la lactosa tienen una deficiencia de lactasa, la enzima digestiva que descompone la lactosa en glucosa y galactosa para que pueda ser absorbida y utilizada por el cuerpo.

Si la intolerancia es grave, es importante prestar atención y leer cuidadosamente las etiquetas de los alimentos : de hecho, la lactosa se usa en muchos alimentos listos para el consumo.

Advertisement

Hoy en día existen formas de reducir estas alergias alimentarias a los lácteos y las personas que la padecen deben cuidar al máximo su alimentación para tener una óptima ingesta de nutrientes de este alimento, como el calcio, el magnesio, las vitaminas A, D, B2 y B12.

Por otro lado está la llamada intolerancia a la lactosa, que es el azúcar que se encuentra en la leche. Genera síntomas como flatulencia, dolores de vientre y diarrea y se calcula que en torno a un 70% de la población adulta mundial padece en cierta medida de esta intolerancia en alguna medida.

¿Qué cantidad puede suponer malestares en el afectado? Depende mucho de las personas y de ese grande de intolerancia que tengan. Deben consultar con un profesional para aproximarse con un diagnóstico al consumo o no que han de tener de este tipo de alimentos.

Favismo

alergias-intolerancias-alimentarias

Otro ejemplo de intolerancia es el favismo, que consiste en un defecto congénito de una enzima normalmente presente en los glóbulos rojos, la glucosa-6-fosfato deshidrogenasa, esencial para su vitalidad y función. La falta de esta enzima provoca una destrucción repentina de los glóbulos rojos (hemólisis) y, por lo tanto, la aparición de anemia hemolítica .

Cuando una persona que carece de la enzima ingiere habas, guisantes o algunos medicamentos (por ejemplo, sulfonamidas, salicílicos, quinidina, menadiona), estos inhiben la actividad de esta enzima y los glóbulos rojos que ya carecen se empobrecen aún más.

Advertisement

Si la gente con esta intolerancia ingiere estos alimentos, 12-48 horas después de tomarlos se vuelven de color amarillo intenso sobre un fondo pálido. En casos severos, aproximadamente la mitad de los glóbulos rojos se destruyen; la piel y las membranas mucosas se vuelven intensamente pálidas, además de amarillentas , aparecen la orina coloreada y signos de colapso cardiovascular.

También te puede interesar: 

Diferencias entre alergia alimentaria e intolerancia alimentaria
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar