¿Cuales son las claves para no tener gases?

Todos en algún momento hemos sufrido de gases, debido a una comida que puede habernos sentado mal o a un proceso de malestar estomacal, pero cuando el problema se convierte en algo recurrente, es necesario acudir al médico, además de prevenir con las pautas que a continuación te vamos a explicar. Veamos a continuación, ¿Cuales son […]

Todos en algún momento hemos sufrido de gases, debido a una comida que puede habernos sentado mal o a un proceso de malestar estomacal, pero cuando el problema se convierte en algo recurrente, es necesario acudir al médico, además de prevenir con las pautas que a continuación te vamos a explicar. Veamos a continuación, ¿Cuales son las claves para no tener gases?.

Cuales son las claves para no tener gases

¿Cuales son las claves para no tener gases?

Hay muchas maneras de describir el hecho de sufrir gases en el estómago ya que no solo se traduce en flatulencias sino, también eructos e hinchazón del estómago, y lo cierto es que a partir de esto, y sabiendo dónde comienza el gas y dónde termina, puedes saber qué claves hay para tratar los síntomas y con ello, no tener gases.

Por ejemplo, los eructos generalmente se refieren al gas que se escapa de la boca, mientras que la flatulencia o los pedos son gases intestinales que se escapan del recto. La hinchazón se usa para describir la sensación de exceso de gases estomacales que aún no se ha liberado.

Es común experimentar algo de gas después de comer, y liberarlo a través de eructos o flatulencias, pero si experimentas gases dolorosos y la vergüenza de una flatulencia crónica y maloliente, puedes intentar eliminar la causa con los siguientes pasos.

Cuales son claves para no tener gases

Evita los alimentos que se sabe que causan gases

Una forma de controlar la flatulencia y los eructos es comer menos de los alimentos que los provocan. Los culpables comunes incluyen: ciertas frutas, como manzanas y peras; vegetales específicos, como el brócoli, las coles de Bruselas y las cebollas; granos enteros como el salvado; y productos lácteos, como leche, queso y helado. Estos artículos contienen fibra, azúcares y almidones que no se digieren ni absorben fácilmente, lo que eventualmente causa gases intestinales.

Los alimentos que contienen sorbitol, un azúcar natural que se encuentra en las frutas, están en la lista de alimentos gaseosos de algunas personas. A otras personas les molestan los refrescos carbonatados y las bebidas de frutas. Si descubres que estos alimentos te están causando un exceso de gases, elimínalos de tu dieta o cómelos en pequeñas porciones. Cuando se trata de alimentos a evitar, la moderación es clave.

Ten en cuenta que casi cualquier alimento o combinación de alimentos puede causar gases. Además has de saber que sin que haya una causa concreta, ciertos alimentos no se llevan bien en ciertas personas. Por ejemplo, algunas personas encuentran que tienen gases si comen frutas con proteínas, o si comen almidones y proteínas juntos.

Por otro lado, cocinar correctamente todos y cada uno de los alimentos que comemos, puede ayudar a descomponer algunos de los ingredientes ofensivos, y en especial es la ebullición o cocinar al vapor lo mejor cuando tenemos muchos gases.

Evita beber antes de las comidas

Si bebes líquidos con tus comidas, pierdes ácidos estomacales y tampoco puedes descomponer los alimentos. Lo mejor es intentar beber aproximadamente 30 minutos antes de una comida para ayudar a que tu estómago digiera mejor cualquier comida.

Come y bebe despacio

Cuando comes o bebes rápido, puedes tragar mucho aire, lo que puede causar gases. Es tan fácil tienes como reducir la velocidad cuando comes. Si tiene dentadura postiza, consulte con tu dentista para asegurarte de que se ajusten correctamente para que no estés jadeando mientras come.

Toma ayudas digestivas sin receta

Las enzimas digestivas están disponibles como suplementos de venta libre. Lo más recomendable es ir a una tienda de alimentos saludables y obtener una enzima digestiva. Puedes tomar uno o dos. Sabrás muy rápidamente, en unas pocas semanas, si marca o no la diferencia.

Otra ayuda digestiva de venta libre, Beano, contiene una enzima que descompone los carbohidratos complejos en los frijoles y muchas verduras y hace que los azúcares sean más fáciles de digerir. Toma dos o tres tabletas de Beano o una pastilla en disolución antes de cada comida. Has de tener en cuenta que el Beano no ayudará si el exceso de gas es causado por fibra o lactosa.

Cuales son las claves no tener gases

Prueba el carbón activado

El carbón activado puede ayudar a reducir y tratar el exceso de gases y la hinchazón dado que se somete a un tratamiento especial que lo hace seguro para el consumo humano. Una vez que tomas carbón activado (a través de líquido o píldora), se adhiere al líquido en el intestino, lo que puede reducir el gas y la hinchazón y crear heces más firmes.

No te llenes de aire

Los hábitos como fumar, masticar chicle y beber con una pajita pueden hacer que el estómago se llene de aire y provoque gases.

Evita los edulcorantes artificiales

El sorbitol y los alcoholes de azúcar relacionados utilizados en muchas versiones sin azúcar de los alimentos también pueden agravar los gases. El sorbitol es a menudo el primer ingrediente en cualquier marca de chicle sin azúcar que puedas encontrar en las tiendas de comestibles o supermercados. Una o dos pastillas de chicle son similares a comer una ciruela pasa que también provocan gases.

Advertisement

Con todo lo señalado, es posible que logres por fin evitar los gases, ya sea en forma de eructo, flatulencia o dolor estomacal, marcado además por una hinchazón constante, pero si no consigues revertir la situación es necesario que consultes a tu médico ya que podría ser un signo de una afección digestiva más grave, como:

  • Intolerancia a la lactosa Esta es la incapacidad de digerir la lactosa, el azúcar que se encuentra en la leche y los productos lácteos, de modo que es posible que el médico te sugiera hacer una simple prueba que consistirá en dejar de lado los lácteos durante unos días y comprobar si los síntomas mejoran o de hecho si los gases se reducen por completo.
  • Síndrome del intestino irritable (SII): Los pacientes que cumplen con el diagnóstico de verificación de diagnóstico para el síndrome del intestino irritable sufren más dolor en los niveles inferiores de la cavidad abdominal, siendo los gases uno de sus síntomas más comunes, en especial la sensación de querer eructar todo el tiempo y la hinchazón del estómago.
¿Cuales son las claves para no tener gases?
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar