¿Cuál es el uso correcto de la homeopatía?

Las terapias homeopáticas son cada vez más populares y efectivas, pero debemos usarlas complementando a hábitos de vida saludables y sin prescindir de la medicina tradicional si es necesario. La salud siempre ha sido y será uno de los aspectos más importantes de la vida. Con la situación actual de crisis debido a la pandemia […]

Las terapias homeopáticas son cada vez más populares y efectivas, pero debemos usarlas complementando a hábitos de vida saludables y sin prescindir de la medicina tradicional si es necesario.

La salud siempre ha sido y será uno de los aspectos más importantes de la vida. Con la situación actual de crisis debido a la pandemia esta afirmación es todavía más cierta. Hoy en día todas las miradas están puestas en la salud, el sistema sanitario y la higiene por motivos obvios, y parece evidente que en los últimos años se ha avanzado mucho en todos los aspectos médicos: desde las técnicas y remedios hasta la organización. Si bien la medicina al uso ha más que demostrado su eficacia, a esta se le escapan algunos aspectos de las personas y las sociedades.

Más allá de la propia salud física, es necesario analizar otros factores que rodean a las personas, que en ningún caso viven ajenas a sus circunstancias y condiciones sociales, laborales, económicas, geográficas o personales. Es necesario analizar en qué condiciones vive la gente, es decir, si tienen un buen acceso al agua y a la higiene, si tienen una vivienda, cómo es su oferta de ocio, cuál es su nivel de estrés o qué posibilidades tiene de hacer deporte. De esa necesidad de observar y analizar a los seres humanos de una forma integral nace la homeopatía, que en ningún momento desconecta la parte del todo.

A día de hoy puede que a todo el mundo le suene el término «homeopatía», ya sea por escucharlo a sus defensores o a sus detractores. Pero ¿sabemos realmente lo que es? Según indica la definición oficial, la homeopatía es la «técnica terapéutica basada en una observación clínica completa y rigurosa que conduce a la prescripción de medicamentos homeopáticos». Es decir que la homeopatía es una opción terapéutica que tiene en cuenta todos los factores que afectan al bienestar físico y mental de una persona con el objetivo de sanarla. No se trata solo del simple alivio de los síntomas que produce una enfermedad, sino de que el paciente o la paciente recupere su bienestar y su equilibrio, tanto corporal como mental. Así, consigue que la persona se encuentre bien de forma integral.

Para ello utilizan medicamentos que son diluciones hechas en agua o en alcohol. Actualmente es fácil acceder a estos medicamentos fabricados por laboratorios como Boiron y que son de venta exclusiva en farmacias. Este laboratorio no solo pone a disposición de los consumidores y consumidoras una amplia gama de medicamentos, sino que además propone consejos y artículos sobre homeopatía y hábitos de vida saludables.

Por supuesto, todas estas indicaciones deben ser complementadas con buenos hábitos, práctica de ejercicio, una correcta alimentación y un descanso adecuado. No debemos subestimar la importancia del descanso, pues es vital para nuestra mente y nuestro cuerpo. Es recomendable dormir un mínimo de 7 horas al día para que nuestro organismo recupere todas las energías gastadas durante el día y nuestra mente desconecte de las preocupaciones y las prisas. Y si estamos enfermos/as, descansar correctamente y sobre todo dormir también ayudará a que nos encontremos mejor y con fuerzas renovadas.

Como en todo, la solución suele estar en combinar varias técnicas y procedimientos, ya que la homeopatía, la medicina convencional común y los hábitos de vida saludables son totalmente compatibles. En este momento, muchas personas están optando cada vez más por probar las terapias homeopáticas, debido a que no siempre se sienten a gusto en los hospitales tradicionales, que tienden a estar deshumanizados debido a un gran número de factores. Uno de ellos es el agotamiento del personal sanitario debido a los múltiples recortes, cuyas consecuencias afectan de forma directa al personal y por lo tanto a los/as pacientes. Frente a esta saturación, la homeopatía y los profesionales que la integran en su consejo, ofrece un tratamiento más pausado e individualizado, lo que también ayuda a reducir los niveles de estrés.

Otro de los puntos que atrae a las personas a la homeopatía es que sus medicamentos no tienen tantas contraindicaciones y efectos secundarios para el organismo, ya que son más naturales. De todos modos, si se trata de un problema de urgencia, necesitamos una intervención quirúrgica o un ingreso hospitalario, no debemos dudar en acudir a nuestro centro médico más cercano. Siempre estamos a tiempo de complementar el tratamiento con una segunda opinión.

Y es que en cualquier caso, siempre podemos consultar varias opiniones y compaginar, ya que como decíamos antes, nada es excluyente. Como comentábamos, en ocasiones el malestar físico viene derivado directamente de un malestar emocional. En ese caso también es recomendable acudir a un psicólogo o a un psiquiatra de ser necesario.

En resumen, las terapias homeopáticas son cada vez más populares y han demostrado en muchas ocasiones ser un método perfecto para alcanzar un bienestar integral, tanto físico como psíquico.

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar