Cómo usar un champú sin sulfatos

El impacto que han tenido los champús sin sulfatos en el cuidado y la higiene capilar ha sido tremendo. A pesar de que aún no suponen ni el 10% de cuota de mercado, han llegado para quedarse. De hecho, cada vez más gente da el salto a esta alternativa natural. Por tal motivo, conviene saber […]
World Health Design

El impacto que han tenido los champús sin sulfatos en el cuidado y la higiene capilar ha sido tremendo. A pesar de que aún no suponen ni el 10% de cuota de mercado, han llegado para quedarse. De hecho, cada vez más gente da el salto a esta alternativa natural. Por tal motivo, conviene saber cómo usar un champú sin sulfatos, pues no es el mismo procedimiento que con los champús convencionales

Cómo usar un champú sin sulfatos

El hecho de que los champús con sulfatos supongan más del 90% de los que están actualmente a la venta, da una idea del panorama de la higiene capilar. Durante décadas, hemos usado champús que han deteriorado el cuero cabelludo a diario. Y claro, ahora llega una alternativa saludable, 100% natural y muy recomendable, y no sabemos aplicarla. Para solucionarlo, te contamos cómo usar un champú sin sulfatos.

Champú para peinados diferentes

Efectivamente, el ritual de uso de los champús sin sulfatos no es igual al de los champús convencionales. De hecho, cada fabricante tiene su ritual y debe especificarlo en el etiquetado. No obstante, te vamos a mostrar cómo usar un champú sin sulfatos de forma genérica. Más o menos, todos los champús orgánicos del mercado siguen esta pauta de lavado.

Moja todo tu cabello

En este caso, lo habitual es mojar el pelo antes de aplicar el champú, sea como sea. En el caso del champú sin sulfatos, tiene un motivo. Al humedecer el pelo previamente, los componentes del champú orgánico se activarán de forma más rápida y efectiva, pues están preparados para ello.

Masaje de 2 minutos

Debes hacerte a la idea que lavarte el pelo con un champú sin sulfatos requiere su tiempo. No demasiado, pero sí el justo para cumplir el proceso estipulado. En este caso, cuando te eches el champú en la cabeza, no debes extenderlo de cualquier manera. Al contrario, debes expandirlo tranquilamente, con un masaje suave y constante, haciendo círculos.

ANUNCIO

pelo rubio ondulado

El masaje debe empezar en la parte de arriba de la cabeza e ir bajando, abarcando todo el pelo, hasta el cuello. El objetivo de este masaje es, además de limpiar el pelo, potenciar la circulación de sangre y activar el cuero cabelludo. Así, debes notar como el propio cuero cabelludo se mueve con tu masaje. No tengas prisa y dedícale de 2 a 3 minutos

Deja actuar

Una vez hayas cubierto toda la cabeza, deja que el champú sin sulfatos actúe. ¿Cuánto tiempo? Eso es lo que te debe indicar el fabricante en la etiqueta y la norma que debes seguir. Obviamente, no tienes que esperar en la ducha a que pase ese tiempo, sino que puedes lavarte el resto del cuerpo.

ANUNCIO

producto para pelo wow

¿Qué conseguimos dejando el champú sin sulfatos en la cabeza? Sobre todo, que se haga con la suciedad más complicada de alcanzar. Por ejemplo, los restos de aceites y sulfatos de los champús convencionales. Residuos que han quedado depositados en los folículos pilosos y las glándulas sebáceas, generando un gran daño al cabello.

Aclarar con agua fría (si te atreves)

A la hora de retirar el champú sin sulfatos de la cabeza, lo más recomendable es hacerlo con agua fría. Y también tiene su explicación. Con el agua fría haremos que la sangre tenga una mayor circulación. Además, podremos cerrar las puntas y mantenerlas sin que se abren durante más tiempo. Una de las ventajas de los champús sin sulfatos es que al no tener espuma, el aclarado será rápido.

Pelo hombre despuntado

Obviamente, no todo el mundo puede permitirse un aclarado con agua fría. Especialmente, en invierno. Si es tu caso, no te preocupes. Aclara tu pelo con agua templada y a otra cosa.

Sin acondicionador ni mascarilla

Una vez hayamos aclarado el pelo, no hará falta echar más productos. Ni acondicionador, ni mascarilla. El champú sin sulfatos es tan completo en su formulación, que te ahorrará los productos complementarios habituales.

Esto, además de ahorrarte un dinero considerable, supone perder menos tiempo en la ducha y ahorrar espacio en la zona de baño. Por otro lado, limitamos los productos de limpieza del pelo a uno solo, que siempre viene bien.

Champú en pastilla

ANUNCIO

En lo que respecta al ahorro, si echamos cuentas, estas acaban cuadrando. Un champú convencional es más barato pero hay que sumarle acondicionador y mascarilla. Por lo general, estos tres productos combinados pueden irse entre 12 y 15 euros. En este caso, ese sería el presupuesto que tendríamos para comprar un champú sin sulfatos, al ser el único elemento que necesitaríamos. Y con ese margen se podría comprar alguno de los mejores champús sin sulfatos del mercado.

Cuándo usar un champú sin sulfatos

Analizado el cómo, ahora toca saber cuándo usar un champú sin sulfatos. No obstante, sabiendo que un champú natural es netamente mejor que uno convencional, cualquier momento es bueno para dar el salto.

pelo liso negro

La ecuación es simple. Si cambiamos los productos químicos que les aplicamos al pelo a diario (y que son los mismos que se usan para hacer lavavajillas), por ingredientes 100% naturales, está claro que la mejora va a ser sustancial. Eso sí, debemos contar con un periodo de adaptación, pues los efectos no son inmediatos. Dicho lo cual, te contamos cuándo usar un champú sin sulfatos.

Cuando el pelo empiece a caerse

No es broma, los champús sin sulfatos potencian el crecimiento de pelo. Lo hacen limpiando los folículos pilosos de los residuos generados por los sulfatos de los champús convencionales. Estos residuos son, sobre todo, aceites que ayudan a los químicos a agarrarse al pelo. Estos aceites impregnan el pelo, resecándolo y debilitándolo, pero también tapan los folículos pilosos, impidiendo que creen pelo nuevo.

producto para el pelo

Si estos folículos no son liberados, acaban por dejar de funcionar. Es decir, alopecia.

Cuando tengas caspa

La sequedad que generan los champús con sulfatos puede provocar irritaciones, rojeces, incluso hinchazón. No obstante, es la dolencia menos problemática en el ámbito de salud, la que más suele preocupar: la caspa. Es una derivación de un pelo seco y un problema notorio a nivel social.

ANUNCIO

pelo amarillo

Los champús sin sulfatos devuelven al pelo su hidratación, además de fortalecerlo y hacerlo brillar. Así, en vez de un champú anticaspa, mejor que optes por uno orgánico.

Cuando te has teñido

El champú sin sulfatos no ataca la capa externa del cabello, es decir, donde están los pigmentos del tinte. Así, no solamente no apagará el color del tinte, sino que ayudará a prolongarlo. Todo lo contrario que los champús convencionales que limpian todo lo que pillan, incluido el tinte o los tratamientos de alisamiento con queratina. Carísimos.

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar