Cómo hacer un termómetro casero

Está en casa y de repentes notas frío pero quien está a tu lado tiene calor. ¿Qué pasa? ¿Quién tiene razón? La mejor forma de averiguarlo es viendo la temperatura de esa zona de la casa. Para comprobarlo, te contamos cómo hacer un termómetro casero. Ten siempre tu casa a una temperatura óptima y ahorra […]
World Health Design

Está en casa y de repentes notas frío pero quien está a tu lado tiene calor. ¿Qué pasa? ¿Quién tiene razón? La mejor forma de averiguarlo es viendo la temperatura de esa zona de la casa. Para comprobarlo, te contamos cómo hacer un termómetro casero. Ten siempre tu casa a una temperatura óptima y ahorra todo lo que puedas en calefacción

Cómo hacer un termómetro casero

¿Pongo un poco la calefacción que hace frío? ¿Y si ponemos el aire acondicionado que hace calor? Estas preguntas, además del sí o el no que se les puede dar, tienen una variante como complemento a la respuestas: comprobar si de verdad hace frío o calor. Para ello, nada mejor que un termómetro atmosférico. ¿Que no tienes uno? Sin problema, pues te vamos a contar cómo hacer un termómetro casero

Como hacer un termometro casero bueno

Ciencia pura pero muy divertida de hacer, por lo que podemos involucrar a los más peques de la casa que estarán encantados por poder hacer un termómetro casero. Todo para saber qué zonas son más cálidas y cuáles más calientes de la casa. También puede ser un juego divertido con el que enseñar a los niños lo que es calor y frío.

No obstante, hemos venido a aprender y, en concreto, cómo hacer un termómetro casero. Dicho lo cual, vamos con los materiales:

Materiales para hacer un termómetro casero

Los materiales para hacer un termómetro casero no pueden ser más sencillos de conseguir. Salvo algunos elementos muy concretos, lo normal es que cualquier persona tenga el 90% de materiales para hacer un termómetro casero. Así las cosas, esto es lo que necesitas para hacer un termómetro casero

ANUNCIO

Como hacer un termometro casero botella

Material

  • Colorante alimenticio
  • Arcilla de modelar
  • Pajita de plástico transparente
  • Regla
  • Rotulador permanenta
  • Alcohol
  • Agua
  • Jeringuilla
  • Taza pequeña
  • Botella de plástico de 50 ml
  • Termómetro
  • Cubos de hielo

Cómo hacer un termómetro casero: paso a paso

Con los materiales preparados, es hora de aprender cómo hacer un termómetro casero paso a paso. Un trabajo que no te llevará más de 10 minutos y cuya elaboración es de lo más sencilla. De hecho, insistimos en hacerla con peques, si se da la posibilidad. Sea como sea, te contamos cómo hacer un termómetro casero paso a paso. 

Para crear nuestro propio termómetro, debemos tener claro lo que es un termómetro profesional. Básicamente, es un tubo relleno con un líquido que reacciona ante los cambios de temperatura. Pues eso es lo que vamos a hacer, pero de forma más rudimentaria. En el caso que nos ocupa, será la pajita la que determine la temperatura de la estancia.

ANUNCIO

Como hacer un termometro casero

  • Medición – Lo primero que debemos hacer es marcar las pajita para convertirla en el medidor de temperatura que queremos que sea. Así, con ayuda de la regla, puedes ir señalando, con el rotulador, una marca cada medio centímetro. Alterna una marca más larga para los dígitos enteros y una más corta para las mitades. También puedes alternar colores distintos.
  • Arcilla – A continuación, coge trozos de arcilla de modelar y crea dos bolas. La primera, debe rodear a la pajita que, previamente, habrás metido en la botella, hasta dejarla estanca en el cuello de la botella. Además, la arcilla debe sobresalir del borde por ambos lados y asegurarte que nada de arcilla obstruye la pajita. De momento, retíralo de la botella y resérvalo. Necesitamos la botella abierta
  • Alcohol – Coge el alcohol y llena un 40% de la botella de plástico. Si la botella es de 50 ml, el 40% serían 20 ml, para que hagas los cálculos
  • Colorante – Cuando hayas terminado con el alcohol, añade algo de colorante alimenticio al alcohol y muévelo enérgicamente para que se mezcle bien.
  • Jeringuilla – Coge el líquido resultante con la jeringuilla y resérvalo también
  • Pajita – Coge la arcilla y la pajita y colócalos en la botella. El objetivo es que la pajita no toque el fondo, de ahí el soporte de arcilla y la amplitud del mismo, para poder sujetarse en el cuello de la botella. Así, evitará que la pajita toque el fondo de la botella.
  • Sellado – Para evitar que la pajita se mueva, usa algo más de arcilla para fijar la abertura. Así, evitarás que se mueva y también asegurarás que está estanco.
  • Líquido – Coge la jeringuilla e inyecta el líquido a través de la pajita. Hazlo despacio, sin prisa, pues el líquido deberá subir por el interior de la pajita para verificar que está hermético. Si no lo hace, habrá que sellar mejor la zona de arcilla.
  • Remate – Una vez lo tengas, debes rellenar la pajita hasta la mitad, que será el nivel de la temperatura. Márcalo con un rotulador permanente diferente a los usados y así tendrás la referencia.

Como hacer un termometro casero facil

¿Quieres probar cómo funciona tu termómetro casero? Coge un cubo de agua y échale unos cuantos cubitos de hielo. Deja que se derritan y suban la temperatura del agua y, a continuación, coloca tu termómetro casero. Si todo está bien, el líquido del termómetro casero bajará y se verá reducido en el interior de la pajita.

Para calentarlo, puedes cogerlo con las manos o probar con un vaso de agua caliente y meter el termómetro. Verás que el nivel del alcohol sube por la pajita. Eso sí, recuerda que la pajita no tiene tapa en la zona superior, debes controlar que el líquido no rebose y se salga fuera de tu termómetro casero.

El motivo de esta reacción es que al subir la temperatura, el líquido de tu termómetro se expande y busca una salida. Sólo hay una y es por la pajita, que ve como éste sube por su interior. Cuando la temperatura baja por el frío, el líquido se contrae y baja.

Como hacer un termometro casero replica

Así, ahora que sabes cómo hacer un termómetro casero, puedes colocarlo en zonas de tu hogar donde siempre haya debate sobre el frío o el calor. Zonas comunitarias como el salón, suelen ser muy recurrentes para este tipo de termómetros caseros.

También te puede interesar:

ANUNCIO

También te puede interesar