Lavanda: Propiedades y cómo hacer aceite de lavanda

¿Has oído hablar alguna vez del aceite de lavanda? Muchas personas no conocen este utilísimo producto natural, pero su uso se está realmente extendido. A continuación en Embarazo 10 te mostramos algunos usos del aceite de lavanda y te enseñamos a hacer tu propio aceite de lavanda en casa si así lo deseas. Lavanda: Beneficios […]
World Health Design

¿Has oído hablar alguna vez del aceite de lavanda? Muchas personas no conocen este utilísimo producto natural, pero su uso se está realmente extendido. A continuación en Embarazo 10 te mostramos algunos usos del aceite de lavanda y te enseñamos a hacer tu propio aceite de lavanda en casa si así lo deseas.

aceite lavanda casero

Lavanda: Beneficios y Propiedades para la salud | Qué es

También conocida por otros nombres como lavanda, alhucema, espliego o cantueso, entre otros. Son plantas con un tallo central cuya parte inferior es muy leñosa, sus hojas son perennes de forma lanceolada que pueden ser dentadas, pilosas y ramificada, estas hojas pueden alcanzar 10 cm. de longitud.

Sus flores dispuestas en forma de espiga con un color característico violeta claro. Cada espiga estará compuesta por 6 o 10 flores de tacto pegajoso debido a su gran contenido en aceites esenciales. La lavanda es una flor que se cosecha de la antigüedad siendo el periodo de recogida en plena floración, lo que tiene lugar entre mediados y finales de Julio. Las flores recolectadas por las mañanas serán más olorosas y dispondrán de mayor cantidad de aceites esenciales.

Podemos encontrar plantas de lavanda tanto en la macronesia como en toda la cuenca mediterránea, en África también se ha desarrollado en la mitad norte del continente, península arábiga e incluso en la India.

ANUNCIO

La Leyenda de La Planta de Lavanda

Lavanda: Beneficios y Propiedades para la salud | Principios Activos

La lavándula es una planta especialmente rica en aceites esenciales, siendo la variedad de Lavandula Officinalis, la más rica en aceites como alcanfor, linalol, eucaliptol y borneol.

Los aceites esenciales poseen distintas propiedades medicinales aunque siempre con moderación ya que al igual que son beneficiosos para la salud también pueden ser muy tóxicos si los tomamos en exceso.

ANUNCIO

Las flores de la lavanda contienen gran cantidad de sustancias antioxidantes como son los taninos aunque también son ricas en saponinas, un glucósidos oleoso, solubles en agua que al ser agitado produce espuma similar al jabón.

La lavanda es una de las plantas medicinales más conocida y populares ya que es una planta que llama la atención no sólo por la belleza de su colorido sino también por su agradable aroma que desprende. Pero no es sólo belleza y aroma, además es una estupenda planta medicinal.

Una planta de tipo mediana muy típica de la cuenca mediterránea con más de treinta especies originales y otras tantas híbridas llamadas Lavandinas, como puede ser el espliego.

De la lavanda se extrae principalmente los aceites esenciales muy utilizado tanto en la industria cosmética como en la industria del perfume.

Lavanda: Beneficios y Propiedades para la salud | Usos de Lavanda

Muy utilizada en la antigüedad por su aroma delicado y por sus propiedades medicinales. Ya en la Grecia clásica Galeno o en la misma Roma Plinio, las mencionaban en sus tratados científicos y médicos.

Son conocidos los baños romanos, donde se utilizaban flores y hojas de lavanda para incorporarlas al agua del baño. La etimología de la palabra lavar parece tener su origen en esta planta Lavandula.

ANUNCIO

En el siglo XII, la Santa Hildegarda dedicó en su tratado de medicina todo un capítulo a esta planta. Una planta muy conocida en los ambientes monásticos ya que era planta de obligado cultivo en los jardines que éstos tenían con carácter medicinal.

Desde la antigüedad, la planta de lavanda ha sido utilizada por sus propiedades sedantes del sistema nervioso, para ampliar la capacidad pulmonar, como antídoto del veneno de algunas serpientes, para elaborar perfumes y ungüentos, para elaborar infusiones, aromatizar comidas o simplemente por su belleza decorativa.

Considerada tradicionalmente como un amuleto contra los malos espíritus, también era una planta que favorecía la fertilidad y el parto, donde la parturienta debía sostener unas ramas de lavanda durante el alumbramiento para ayuda al parto.

En la Edad Media era una planta muy utilizada en las prácticas de brujería, las pociones mágicas donde se utilizaba lavanda servían para mejorar las relaciones, los ungüentos servían para mejorar el carácter e incluso activar el optimismo de la persona.

Lavanda: Beneficios y Propiedades para la salud | Propiedades Curativas

Las propiedades que la planta de la Lavanda tiene han sido aprovechadas por el ser humano desde el principio de la historia. La lavanda posee propiedades excelentes para calamar y aliviar dolores mas o menos moderados como son dolores articulares, de cabeza, de pies o muscular. Además de su principal característica de calmar el sistema nervioso.

ANUNCIO

La lavanda es muy apreciada además por calmar la ansiedad y ayudar en la conciliación del sueño. Friegas con aceite de lavanda en el pecho del adulto o del niño antes de ir a la cama ayudará a descansar. Si además rociamos la ropa de cama con el aroma de la lavanda, podremos potenciar aún más sus efectos.

Cuando sufrimos algún tipo de resfriado y nuestras vías respiratorias se encuentran afectadas, unos baños de vahos con aceites esenciales de lavanda servirán para aliviar la congestión, la tos y los espasmos musculares.

La lavanda es también un estupendo antiséptico y bactericida, sus propiedades anti-inflamatorias sirven para tratar distintos daños en la pie, sus efectos calmantes alivian el picor. Especialmente indicado para la psoriasis, picaduras, quemaduras, etc.

Para las afecciones de piel se suele utilizar jabones, ungüentos, champús o mascarillas para el pelo. Los champús y mascarillas aprovechan sus propiedades para el tratamiento de la caída del cabello.

Infecciones de tipo genital, como la candidiasis se pueden aliviar y mejorar con un par de gotas de aceites esenciales puros sobre una gasa, aplicándolo en la parte afectada, aliviará el picor, la inflamación y ayudará a la eliminación de la infección.

ANUNCIO

Lavanda: Beneficios y Propiedades para la salud | Presentación

El uso más extendido de la Lavanda es el uso de su aceite, pero también podemos encontrar flores de lavanda a granel, de esta forma podemos elaborar infusiones digestivas y calmantes. El sabor de la lavanda en ensaladas además de añadir propiedades beneficiosas para la salud, aportará un suave y característico sabor, tan apreciado en las cocinas mundiales. La lavanda tiene un sabor amargo, por lo que con muy poca cantidad conseguiremos potenciar los sabores.

El agua floral de lavanda, un aromatizante de ropa que mucho de nosotros tenemos marcada en nuestros recuerdos, la ropa de cama, la ropa interior, todo era pulverizado con agua de lavanda, además de facilitar el planchado de la ropa, servía para aromatizarla. En otros casos, el agua de lavanda se ha utilizado para aliviar los síntomas de las piernas cansadas.

El aceite de lavanda

El aceite de lavanda no es un producto nuevo en el mercado. De hecho, se lleva utilizando de forma recurrente desde hace varios milenios, tanto con propósitos medicinales como religiosos. Por ejemplo, en el antiguo Egipto, donde su uso está bien documentado, se utilizaba tanto para tratar problemas de la piel como para realizar diversos pasos del proceso de momificación. Asimismo, también se utilizaba para fabricar perfumes y productos olorosos destinados a la higiene personal y a perfumar las casas.

Milenios después de su uso por los egipcios, el aceite de lavanda es hoy uno de los productos naturales más utilizados en todo el mundo. Se comercializa de diversas formas, siendo algunas de las más populares su venta en estado líquido, como jabón o como gel. El aceite de lavanda, de uso casi exclusivamente cutáneo y externo, tiene muchos otros beneficiosos para la salud.

jarra-aceite-de-lavanda

Su utilización más extendida suele relacionarse con la relajación y la necesidad de calmar los nervios, pues sus efectos calmantes son bien conocidos. Asimismo, también se suele utilizar para tratar las afecciones de la piel, tal y como los antiguos egipcios lo hacían. Tiene un efecto calmante sobre problemas tales como las quemaduras, las heridas sin cicatrizar o las picadoras de insectos, entre otros problemas cutáneos menores. En tercer lugar e íntimamente relacionado con este último uso, también se encuentra muy extendido su uso como cosmético. Su uso ayuda a limpiar la piel, eliminando las impurezas y las bacterias, lo que mejora el aspecto de la piel y reduce la aparición de granos, acné y espinillas.

Por último, también es un gran remedio contra los dolores de cabeza, pues mejora la circulación sanguínea, reduce el estrés y ayuda a disminuir los problemas para dormir.

ANUNCIO

El aceite de lavanda natural es muy fácil de conseguir. Se vende en muchos lugares y su precio, aunque puede variar mucho dependiendo del lugar donde se compre, suele ser muy asequible. Pero muchas personas deciden crear su propio aceite de lavanda, tanto para ahorrar dinero como para controlar las proporciones de los distintos ingredientes.

Las funciones del aceite de Lavanda dentro de la nutrición

Ya hemos visto cuáles son las propiedades y beneficios de la lavanda, pero de forma especial, tenemos que decir, que en los últimos años se habla del aceite de lavanda a nivel nutricional. En este sentido, nos referimos al uso del aceite de lavanda en la cocina para la elaboración de platos, y aunque muchos postres por ejemplo, pueden incorporar unas gotitas de aceite de lavanda, sobre todo para aromatizar, te vas a dar cuenta enseguida de lo fuerte que huele de modo que es importante limitar bastante el uso.

Aceite lavanda funciones nutricion

No debes creer que el aceite de lavanda no es completamente comestible, pero lo cierto es que es aconsejable usar una cantidad muy pequeña ya que como decimos, el sabor es muy poderoso. También es mejor comprar solo un aceite de alta calidad y 100% puro de una compañía de buena reputación.

Para usar acetite de lavanda en la cocina, se deben agregar 1–2 gotas a tus recetas para obtener un refuerzo de sabor sorprendente. Se dice que la lavanda combina perfectamente con cosas como el cacao oscuro, miel pura, limón, arándanos, vinagreta balsámica, pimienta negra y manzanas.

Por otro lado, también se pueden usar las flores de lavanda para la cocina. De hecho en algunas regiones de Italia se cocina arroz con lavanda o también caldos de verduras, que son aromatizados con flores lavanda y que de alguna manera nos permiten beneficiarnos más de los valores nutricionales que tiene esta planta. En España se conoce también, la miel de lavanda.

Los beneficios nutricionales de la lavanda

Sobre estos beneficios, tenemos que decir que la lavanda tiene propiedades nutricionales que realizan importantes acciones beneficiosas para nuestra salud al contener principalmente vitamina A, calcio y hierro.

El primero es un antioxidante. Realiza una acción contrastante sobre los radicales libres que es útil para la protección de los ojos, el cuidado de las membranas mucosas y la piel. La lavanda también podría ayudar a prevenir la anemia gracias al hierro. El calcio, finalmente, es esencial para la salud ósea y podría ayudar a combatir los molestos trastornos premenstruales.

ANUNCIO

Por otro lado, y de forma especial tenemos que hablar del uso del aceite de lavanda para el tratamiento de resfriados y de forma concreta, para tratar la sinusitis. Para este tratamiento, tendremos que echar 5 gotas de aceite esencial de lavanda en un recipiente lleno con un litro de agua hirviendo, agregamos una cucharadita de bicarbonato de sodio y tendremos que colocar delante la para inhalar los vapores, cubriendo la cabeza con una toalla y aspirar bien el vapor con la nariz y boca.

Los inconvenientes de usar aceite de Lavanda

Para la mayoría de las personas, los beneficios del aceite de lavanda son todo lo que experimentará y usar aceite de lavanda es completamente seguro; Sin embargo, no se ha realizado una gran cantidad de investigación científica sobre las interacciones de aceite de lavanda con otros medicamentos, o para su uso en mujeres embarazadas, por lo que hay ciertas situaciones en las que debe tener precaución ya que se pueden producir ciertos inconvenientes de usar el aceite de lavanda.

Aceite lavanda inconvenientes

Interacciones con otros medicamentos

En el caso de que ya estés tomando algún medicamento recetado para trastornos relacionados con el sueño o para la depresión, es importante tener cuidado con el hecho de que la lavanda puede aumentar la efectividad de estos medicamentos. Incluso si estás tomando un somnífero de venta libre o cualquier tipo de sedantes (incluso medicamentos para la tos o la gripe), has de tener en cuenta que la lavanda hace que muchas personas tengan sueño e incluso un poco de somnolencia, por lo que es mejor no combinar el aceite de lavanda con otros medicamentos. o suplementos relacionados con el sueño. Si planeas someterte a anestesia en el futuro cercano, también es aconsejable evitar el uso de aceite de lavanda.

Mujeres embarazadas

El aceite de lavanda generalmente se considera seguro para las mujeres embarazadas y lactantes. Debido a que puede tener un efecto relajante en los músculos y también puede afectar los niveles hormonales, se aconsejar usar el aceite de lavanda con precaución en su tercer trimestre. Es mejor hablar con el médico sobre el uso de cualquier aceite esencial durante el embarazo, ya que no se ha garantizado que sean seguros durante la fase de gestación. En caso de duda, la mejor solución de todas será utilizarlos.

Niños

El aceite de lavanda se considera generalmente seguro para los niños, aunque existe cierta preocupación de que el efecto de la lavanda sobre los niveles hormonales podría ser perjudicial para los niños que aún no han llegado o no han pasado por la pubertad. Aunque no hay pruebas sólidas de que la lavanda sea un disruptor hormonal (solo se completaron 1–2 estudios muy pequeños), se les dice a los padres que tengan cuidado si usan aceite de lavanda con frecuencia en niños pequeños en recetas o también en el uso tópico de este tipo de aceite. Será bueno entonces consultar con el médico antes de utilizar aceite de lavanda con los niños.

Ingestión de aceite de lavanda

Los estudios que se han realizado con respecto a la ingestión del aceite de lavanda han analizado principalmente los efectos del uso tópico de aceite de lavanda en la piel o por inhalación pero no en la cocina. De todos modos, no se han encontrado síntomas negativos cuando se mezclan tres gotas de aceite con un aceite portador y se aplican directamente sobre la piel. Sin embargo, un artículo basado en esta evidencia de 2013 destacó que la lavanda se puede ingerir en una gran dosis de 80 a 160 miligramos sin efectos adversos, excepto por síntomas gastrointestinales menores. Para evitar la irritación gastrointestinal, es aconsejable entonces mantener el uso interno al mínimo y tener cuidado si tienes un sistema digestivo sensible. Por otro lado, no se conocen cuales pueden llegar a ser las interacciones alimentarias del aceite de lavanda en este momento.

Cómo hacer aceite de lavanda en casa

Existen muchas recetas que puedes emplear para crear aceite de lavanda casero, pero nosotros te vamos a mostrar a continuación uno de nuestros métodos preferidos. Sólo tienes que seguir los siguientes pasos y tener estos ingredientes:

ANUNCIO
  • Flores de lavanda
  • Aceite de soja

En primer lugar, obtén un buen ramillete de flores de lavanda fresca. Puedes comprarla o cortarla tú mismo si tienes oportunidad.

En segundo lugar, pon la lavanda a secar. Es importante que la lavanda esté completamente seca antes de empezar a crear el aceite. Para secar la lavanda de forma efectiva, solo tienes que atar el ramillete y colgarlo boca abajo en un lugar seco de la casa. Si es posible, colócalo en un lugar donde no le dé el sol directamente para que el proceso sea más seguro y completo. Para que la lavanda quede totalmente seca, debes esperar alrededor de diez o quince días para que se complete el proceso. Algunas veces, dependiendo del ambiente, puede tardar más o menos, pero ten en cuenta que tendrás que dejarla secar durante un lapso considerable de tiempo antes de poder seguir con el proceso.

campo-de-lavanda
En tercer, lugar, cuando decidas que es el momento de seguir adelante, asegúrate de contar con un recipiente de cristal más o menos grande y con aceite suficiente como para llenarlo por entero. Asimismo, te recomendamos que cuentes con un trapo con el que puedas limpiar cualquier cantidad de aceite que se derrame fuera del recipiente.

En cuarto lugar, sólo tienes que introducir la lavanda seca en el recipiente y cubrirlo totalmente de aceite de soja. En algunas recetas, se indica que antes debes trocear o picar las hojas de la lavanda para que el proceso sea más completo. Hay tantas personas que prefieren utilizar las plantas enteras como las que defienden esta última opción, por lo que la elección final es tuya. La diferencia entre ambas posibilidades no es demasiada, por lo que hazlo como tú desees sin mayores problemas.

En quinto lugar, una vez hayas cubierto de aceite el recipiente, ponlo a reposar en un lugar soleado de la casa aproximadamente durante 3 ó 4 semanas. Durante este tiempo, el aceite se empapará de la sustancia de la lavanda y sus propiedades intrínsecas pasarán al aceite con la que la has mezclado. Durante este tiempo, te recomendamos también que agites o remuevas la mezcla con cierta regularidad para asegurarte de que todo combina a la perfección.

En sexto lugar, cuando llegue el momento, coge otro recipiente totalmente limpio y un colador que pueda cubrirlo. Cuando tengas estos dos elementos, coloca el colador sobre el recipiente limpio y vierte el aceite sobre él. El colador retendrá la lavanda utilizada y lo único que quedará será el aceite que has hecho tú mismo.

Por último, desecha los restos de lavanda y reparte el aceite resultante en botellas vacías, de un tamaño u otro según tus necesidades.

¡Y ya está! Ya tienes tu propio aceite de lavanda. ¡Disfrútalo!

ANUNCIO

Para terminar, os dejamos con un video y unos enlaces que os podrían resultar interesantes para complementar la información del artículo.

Vídeo de cómo hacer aceite de lavanda en casa

Enlaces de interés
En Viviendo Sanos tenemos muchos otros artículos que te pueden resultar muy interesantes:

Y si te ha gustado el artículo, no dudes en compartirlo con tus amigos en Facebook, Twitter y Google +.

4.70 / 5
4.70 - 5 Votos

También te puede interesar